Una burbuja azul cósmica

Morirá una estrella que dará la vida a otras

La muerte anunciada de una estrella

La muerte anunciada de una estrella

La muerte anunciada de una estrella

Brillando en el centro de esta imagen capturada por el telescopio espacial Hubble, encontramos aWR 31a, una estrella tipo Wolf- Rayet ubicada a unos 30.000 años luz en la constelación de Carina.

Las estrellas Wolf-Rayet son muy masivas y de vida corta. Debido a un fenómeno conocido comoviento estelarpierden más de la mitad de su masa(20 o 30 veces la del Sol)en menos de unos 100.000 años; hablando en términos cósmicos un abrir y cerrar de ojos.

El resultado de estas pérdidas es la “burbuja azul” que rodea a la estrella y que vemos en la fotografía; una nube de polvo, hidrogeno y helio, entre otros gases, que recibe el nombre denebulosa. La que podemos apreciar en la instantánea se formó hace unos 20.000 años y en la actualidad se expande a una velocidad de nada menos que 220.000 kilómetros por hora.

Como todas las estrellas de su categoría,WR 31amorirá joven y de una manera violenta, en forma de supernova.El material estelar expulsado en su explosión alimentará una nueva generación de estrellas y planetas.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?