Una espesa capa de cenizas se acumula en una aldea situada a las faldas del volcán javanés de Semeru tras su entrada en erupción el pasado 3 de diciembre de 2022. El Semeru -la morada de los dioses- también conocido como Mahameru, o la gran montaña, con 3.676 metros sobre el nivel del mar es el punto más alto de la isla indonesia de Java.

Según la Agencia Nacional de Desastres del país, la erupción ha sido provocada por las lluvias monzónicas, las cuales han producido la erosión y derrumbe de la cúpula del volcán motivando su actividad.

La última vez que el volcán entró en erupción, en diciembre del año pasado, la tragedia se saldó con la muerte de 51 personas y decenas de aldeas enterradas entre el lodo y la ceniza. Hasta el momento, según fuentes oficiales, 2.000 vecinos han tenido que ser evacuados de sus casas y trasladados a 11 refugios habilitados a la espera del desarrollo de los acontecimientos.