El próximo gran paso de la Agencia Espacial Europea en la exploración marciana, pasa por el envío de muestras del planeta Rojo a la Tierra. Y esto es precisamente lo que podemos apreciar en esta imagen tomada por el rover Mars Perseverance de la NASA. 

Concretamente se trata de un núcleo de roca ígnea del tamaño de una tiza tomado de una región del cráter Jezero, uno de los potenciales pedazos de Marte que podrían ser enviados a la nuestro planeta en el marco de la misión conjunta de la NASA y la ESA, Mars Sample Return. 

El plan es este: el Perseverance, el cual ha explorado 13 kilómetros de la superficie marciana adquiriendo 17 muestras de rocas y regolito y una muestra atmosférica desde su llegada en 2021, entregará estas al módulo de aterrizaje de recuperación de muestras -SRL- de la NASA. El SRL está equipado con un brazo de transferencia de muestras de 2 metros y medio y un cohete para lanzar su contenedor a la órbita marciana. Una vez allí, una nave espacial de la ESA tendrá la misión de capturar el material y devolverlo sano y salvo a la Tierra.