Esta vista aérea de dos pescadores bangladesíes faenando muestra sus redes formando lo que parece un collar flotante en un lago. La imagen fue tomada por el fotógrafo Muhammad Amdad Hossain, natural de Chittagong, en Bangladesh.

El joven de 23 años cuenta que "los pescadores a menudo pertenecen a familias que desempeñan todo tipo de trabajos juntos. Primero satisfacen sus necesidades y luego venden el pescado restante en un mercado". "Es como un pequeño negocio familiar”, continua, "el pescador vende el pescado por kilogramo y puede ganar entre 400 y 500 takas al día, unos 5 euros, durante el pico de la temporada de pesca”.