El mono narigudo (Nasalis Larvatus) es un primate herbívoro único en su género. Su nariz larga e hinchada los hace inconfundibles; y diversos estudios defienden que este rasgo tan característico podría ser resultado de la selección sexual. 

Al parecer, cuanto más grande es su nariz, más atractivo resulta el individuo a las hembras. En consecuencia, estos primates serán los que se reproducirán y por lo tanto, los que perpetuarán este divertido atributo a las generaciones posteriores. Otra curiosidad sobre estos monos es que, cuando se excitan o se enfadan, su nariz se hincha y se enrojece.

El mono narigudo es endémico de la isla de Borneo (en el sureste asiático), y su distribución geográfica se restringe a este territorio. La pérdida de hábitat y la caza han llevado a este primate a la Lista Roja de la UICN, en la categoría de especies en peligro de extinción.