La Schlüsselgerät 41 o máquina de cifrado 41, fue una máquina de cifrado de rotor diseñada como candidata a sucesora de la máquina Enigma. Diseñada por el criptógrafo alemán Fritz Menzer y el fabricante de maquinaria Wanderer, la que también recibiría el sobrenombre de "el molino de Hitler" debido a la gran manivela unida a uno de sus márgenes, fue por producida por primera vez en 1941 por órdenes de la Heereswaffenamt o Agencia de Armas del Ejército Alemán.

El ejemplar que apreciamos en esta imagen, ahora expuesto en el Deutsches Museum de Munich, fue hallado en 2017 por una pareja de cazadores de tesoros enterrado en el suelo de un bosque aledaño a la población de Aying.

Menzer tenía la intención de que el SG-41 reemplazara por completo a la maquina Enigma, la cual ya no se consideraba segura por parte del bando alemán. La Luftwaffe y la Heer ordenaron la producción de alrededor de 11.000 unidades, de las cuales solo se llegaron a producir unas 1.000 debido a la escasez de materiales para su fabricación. Esta misma escasez de materiales ligeros como el aluminio o el magnesio fue la que provocó que la Schlüsselgerät 41 pesara unos 13,5 kilogramos, lo cual detuvo su producción por la gran dificultad de ser transportada en el frente.