La mayoría de los glaciares del mundo están perdiendo masa, pero antes de la llegada de los satélites, medir su retroceso y estudiar su vulnerabilidad al cambio climático no era tarea fácil.

En esta imagen obtenida por Copernicus Sentinel-2, vemos el glaciar Columbia de Alaska, justo encima de la mitad de la imagen. Desde 1980, este ha retrocedido más de 20 kilómetros y ha perdido aproximadamente la mitad de su volumen.

Este glaciar representa casi la mitad del hielo perdido en la cordillera Chugach y es uno de los glaciares que más rápido está cambiando en el mundo y se cree que la causa es el cambio climático, según The European Space Agency (ESA).