Durante una visita a Maasai Mara, en Kenia, Ashleigh McCord capturó este tierno momento entre un par de leones machos. Había estado tomando fotografías de uno de ellos mientras la lluvia era tan solo una ligera salpicadura. De repente, el segundo león se acercó brevemente y saludó a su compañero antes de alejarse. Sin embargo, cuando la lluvia se convirtió en un fuerte aguacero, el segundo macho regresó y se sentó, posicionando su cuerpo como para proteger al otro. Poco después se frotaron las caras y continuaron sentados acariciándose durante algún tiempo. McCord se quedó observándolos hasta que la lluvia cayó tan intensamente que apenas eran visibles.

Fotografía finalista en la categoría People´s Choice del Certamen de fotografía Wildlife Photographer of the Year 2021organizado por el Museo de Historia Natural de Londres.