Un récord helador

Melk, Austria

Melk, Austria

Foto: AP

Melk, Austria

2 horas, 30 minutos, 57 segundos y 200 kilos de hielo, han sido lo único necesario para que el Austriaco Josef Koeberl, de 42 años de edad, batiera un nuevo récord del mundo de permanencia bajo el hielo, rompiendo así la marca anterior de 2 horas, 8 minutos y 47 segundos con la que él mismo contaba en su haber. Tras el hito, el plusmarquista, quien también alberga entre sus logros el haber cruzado a nado el Canal de la Mancha, celebró su nueva hazaña comiéndose un helado.

Compártelo