Es un momento tierno. Una mamá jirafa, acompañada de su hijo mayor, acaba de dar a luz una nueva vida: el pequeño permanece sentado a sus pies. Las fotografías fueron tomadas por Roger y Jenny Zhao, en la Reserva Masai Mara (Kenia), quienes cuentan que es raro ver el nacimiento de una jirafa en la naturaleza, y que es más raro todavía ver una interacción como esta, entre el recién nacido, la madre y un hermano mayor.

"Definitivamente, fue un caso de estar en el lugar correcto en el momento correcto", dijeron los fotógrafos, quienes encontraron muy evocadores los arcos que las jirafas creaban con sus cuellos alrededor del recién nacido.