Un tarsero de Selayar -Tarsius tarsier- asoma desde la oquedad de un árbol en la Reserva Natural Tangkoko, en la isla de Célebes. Estos pequeños primates de ojos enormes son de hábitos nocturnos, por lo que suelen permanecer ocultos durante el día.