Varias personas caminan con sus perros por un jardín laberíntico cubierto de nieve en Gelsenkirchen, Alemania. Un dura oleada invernal extrema de nieve y lluvias ha golpeado a Alemania de norte a oeste durante las primeras semanas del mes de febrero afectando incluso al valle industrial del Ruhr, el cual recibió una nevada masiva inesperada.