El lugar, una bahía helada de algún lugar en el extremo más septentrional del hemisferio norte; las armas: un par de garras afiladas como cuchillas y un pico capar de rasgar el cuero como si de papel se tratase.En esta fotografía, dos colosos del cielo se enfrentan en una pugna por una recompensa que, en forma de pez en esta ocasión, les ayude a sobrevivir un nuevo día.

Los contendientes son dos de las aves más poderosas que existen, ambas dueñas del aire y eslabones superiores de la cadena alimenticia. A la derecha despliega sus alas - las cuales pueden llegar a tener una envergadura de entre 2 y 2,5 metros- un pigargo europeo, Haliaeetus albicilla. A la izquierda de la imagen podemos apreciar a un pigargo gigante o pigargo de Steller - Haliaeetus pelagicus- que es, por su tamaño y peso, junto con la arpía mayor - Harpyopsis novaeguineae- y el águila monera - Pithecophaga jefferyi- una de las mayores aves rapaces del mundo.