Paseando entre cristales gigantes

Imagen del interior de la inmensa geoda de Pulpí, Almería

Imagen del interior de la inmensa geoda de Pulpí, Almería

Foto: Ayuntamiento de Pulpí

Geoda de Pulpí

Una geoda normalmente apenas supera los 30 centímetros de diámetro y es relativamente común. Sin embargo en este caso sus dimensiones son gigantescas. Tras descender a 50 metros de profundidad se encuentra una cavidad tapizada por enormes cristales de selenita (una variedad de yeso cristalino) de ocho metros de largo, tres de ancho y casi dos de alto. Un lugar donde hasta el más grande de los humanos se siente diminuto entre los cristales que despuntan de las paredes como si fueran espadas de hasta dos metros de longitud. De hecho se trata de la segunda geoda más grande del mundo y la más grande de Europa. Este maravilloso espectáculo geológico natural, la Geoda de Pulpí, se encuentra en Almería y acaba de abrir al público.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?