Varias artesanas posan junto a las coloridas y tradicionales sombrillas en una fábrica de la aldea de Sindang Barang, en Java Occidental. Los parasoles están compuestos por unas barras que sirven de soporte para un papel grueso que se une con pegamento fuerte antes de ser pintado y adornardo con patrones intrincados. Luego se almacenarán en un estudio para prevenir que se enmohezcan.