Colocando su cámara activada por control remoto en el barro de un cañaveral, Mateusz Piesiak aprovechó la oportunidad para capturar el momento en que un halcón peregrino que pasaba hizo que algunos correlimos echaran a volar.

Para ello Piesiak consideró cuidadosamente los ángulos de cámara para producir una serie de fotografías íntimas que exploran el comportamiento de las aves. Ganador del premio Young Wildlife Photographer of the Year cuando tenía 14 años, este fotógrafo exploró su localidad durante el confinamiento debido a la Covid-19. "Incluso un pequeño estanque o parque en el centro de la ciudad resultó ser un muy buen lugar para fotografiar la vida silvestre", cuenta.

A lo largo de este portafolio, Piesiak se centra en las aves locales, investigando y preparándose para imágenes que estuvieron en su mente "durante días, meses o incluso años" antes de que finalmente logró realizarlas.

Fotografía ganadora en la categoría: Rising Star Portfolio Award del certamen Wildlife Photographer of the Year 2022