Así es como luce visto desde arriba el VSS Imagine, la nueva incorporación de Virgin Galactic a su flota de naves espaciales de última generación. El vehículo hizo su debut el pasado 30 de marzo y es el primero de la clase Virgin Galactic Spaceship III. El VSS Imagine tiene un acabado en un material similar a un espejo, el cual le proporcionará protección térmica y reflejará su entorno, lo que significa que su color cambiará constantemente a medida que la nave realiza su viaje de la Tierra al cielo y luego al espacio.

"Utilizando un diseño modular, la clase de vehículos SpaceShip III está construida para permitir un mejor rendimiento en términos de acceso de mantenimiento y velocidad de vuelo", explican desde la compañía. Su introducción es un hito importante orientado al objetivo de Virgin de realizar 400 vuelos al año por puerto espacial. “Estas se construyen específicamente para ofrecer una perspectiva nueva y transformadora a miles de personas que pronto podrán experimentar la maravilla de contemplar el espacio por sí mismas”, afirma Richard Branson, fundador de Virgin Group.