Nieve sobre la Acrópolis

La capital griega luce un manto blanco tras una fuerte nevada el pasado 25 de enero

La capital griega luce un manto blanco tras una fuerte nevada el pasado 25 de enero

Foto: Antonis Nikolopoulos / AP

17 de febrero de 2022, 06:00 | Actualizado a

Atenas amanece cubierta bajo un manto blanco de nieve tras la fuerte nevada ocurrida en la capital helena el pasado 25 de enero, cuando una tormenta de una inusual intensidad comprometió el tráfico aéreo y rodado de la ciudad. Atenas y su icónica Acrópolis no fueron las únicas que quedaron expuestas a las inclemencias meteorológicas, pues buena parte del país y de la vecina ciudad de Estambul también fueron cubiertas de blanco fruto de la intensa nevada.

Una estampa poco común que provocó que el Partenón, una de las construcciones más míticas de la antigua Grecia, luciese aún más espectacular si cabe para presidir el cielo de Atenas.