La oscuridad se cierne sobre el lago Crosby agregando un elemento espeluznante a la suave sal rosada. Todo lo que cae en el lago se conserva a medida que la marea impulsada por el viento sube y baja, dejando un poco más de sal cada vez. Los objetos estropean la textura alienígena del lago, y el lago los estropea a ellos en justa respuesta.

Fotografía finalista en la categoría Botanical del certamen Australian Geographic Nature Photographer of the Year 2022