Mis primeras prácticas de laboratorio

Epidermis de cebolla

Epidermis de cebolla

Foto: AgeFotostock

Epidermis de cebolla

La epidermis de la cebolla es una fina película superficial que recubre el hueco de cada capa que conforma el bulbo de esta. Es ideal para estudiar las formas de las células, por lo que es muy común que su observación forme parte de las primeras prácticas de laboratorio de varias disciplinas relacionadas con la biología. Esto es así debido a que las células de la piel de la cebolla son muy parecidas a las células humanas: ambas son células eucariotas, poseen un núcleo diferenciado, así como algunos orgánulos nucleares. Sin embargo, en las células de la cebolla encontraremos una estructura exclusiva de las células vegetales, la llamada pared celular, ausente en las células humanas.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?