Con la lengua fuera

Ursus maritimus

Ursus maritimus

Foto: Cordon Press / Lisa Adler

Un oso polar macho saca la lengua hacia la fotógrafa que le tomó esta imagen. El ejemplar deambulaba por un terreno rocoso en Svalbard, una isla situada entre la Noruega continental y el Polo Norte. La autora de la imagen, una médica jubilada de 61 años llamada Lisa Adler, estaba en un crucero de expedición para explorar el área.

"Dado que el hielo marino se está derritiendo en esta época del año, los osos polares solo se encontrarán en tierra. Había una ballena muerta tentando al oso polar en este área, ya que es difícil para ellos cazar comida sin el hielo marino y por lo general pasan hambre desde que el hielo se derrite hasta que se vuelve a formar", explica Adler.

En estos días, el hielo se derrite más temprano en comparación con años anteriores debido al calentamiento global, por lo que los osos tienen hambre por más tiempo. "Estaba en un pequeño bote inflable, así que tratar de fotografiar al oso mientras las olas mecían el bote hizo que fuera difícil. A menudo, los osos duermen mientras esperan que termine la temporada cálida para conservar energía, pero tuvimos la suerte de verlo. Sin embardo, este macho pareció volverse hacia mí y sacar la lengua descaradamente como un humano que detecta una cámara".

El oso polar en realidad estaba usando un órgano sensitivo para el olor que tienen en el techo de la boca, el llamado órgano de Jacobsen u órgano vomeronasal, para mejorar su sentido del olfato. Abrir la boca y sacar la lengua ayuda a que pueda oler mejor; estaba buscando la sabrosa carne de ballena que en aquellos momentos estaba bajo el agua debido a la marea alta.

El oso pardo, el rey de la montaña cantábrica

Más información

El oso pardo, el rey de la montaña cantábrica