Torres vivientes de invertebrados marinos apuntalan el lecho marino frente a la Tierra de Adelia, a 32 metros bajo el hielo de la Antártida Oriental. Aquí, en el centro, una esponja en forma de árbol está cubierta de vida, desde gusanos de cinta gigantes hasta estrellas de mar.

El fotógrafo Laurent Ballesta, autor de esta imagen, soporta inmersiones bajo cero para revelar la diversidad de vida bajo del hielo de la Antártida. Fotógrafo y biólogo submarino, Ballesta ha dirigido una serie de expediciones importantes, todas con misterios científicos y desafíos de buceo, y todas las cuales resultaron en imágenes sin precedentes. 

Su expedición a la Antártida, en la cual exploró su vasta biodiversidad submarina, tardó dos años en planificarse, y para ella se necesitó un equipo de buzos expertos y un esquipo diseñado de manera especial para la misión. Entre sus 32 inmersiones en aguas que podían bajar hasta los -1.7 °C, se incluyó la inmersión más profunda y larga jamás realizada en la Antártida.

Fotografía ganadora en la categoría: Portfolio Award del certamen Wildlife Photographer of the Year 2022