Nick Kanakis vio a este joven troglodita de pecho gris forrajeando. Sabiendo que desaparecería en el bosque si se acercaba, encontró un parche claro de hojarasca y esperó. Efectivamente, el pajarito saltó al marco, presionando su oreja contra el suelo para escuchar pequeños insectos.

Esta técnica de detección de presas es utilizada por otras aves, entre las que se incluye el mirlo euroasiático. Los trogloditas de pecho gris son aves que habitan en el suelo; a menudo son escuchadas pero rara vez vistas. Transmiten canciones fuertes y melodiosas y llamadas ásperas mientras están escondidos en la maleza.

Fotografía ganadora en la categoría: Birds del certamen Wildlife Photographer of the Year 2022

 

Más Sobre...
Aves Pájaros