Un extraño tapir malayo -Tapirus indicus- ha nacido en el Zoológico de Chester, Inglaterra, en un acontecimiento que sido declarado como un "momento de gran importancia" para la conservación de esta especie en peligro de extinción. Con un peso de tan solo 9 kilogramos, la cría, una hembra que ha sido bautizada como Nessa, llegó al mundo durante la madrugada del miércoles 30 de noviembre .

El zoológico de Chester es uno de los dos únicos zoológicos británicos que actualmente se ocupan del tapir malayo, una especie clasificada en peligro de extinción según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza. De hecho, se estima que la población de tapires malayos se ha visto reducida a la mitad durante los últimos 40 años, y que repartidos entre Malasia, Sumatra, Tailandia y Myanmar en la actualidad quedan menos de 2.500 ejemplares de la especie.

"Estamos encantados de que Margery haya dado a luz a una cría sana, un nacimiento que marca un momento importante en nuestros esfuerzos por prevenir la extinción de esta especie maravillosamente carismática pero tristemente en peligro de extinción", declaran desde el propio zoológico. "El tapir malayo es una especie que está bajo una enorme presión: su número se ha derrumbado a niveles aterradoramente bajos, siendo la caza y la destrucción del hábitat las principales amenazas para su supervivencia. En el Zoológico de Chester estamos haciendo todo lo posible para revertir esta situación e intentar esbozar un futuro mejor para la especie. La preciosa cría es una recién llegada muy importante que añadirá una nueva y valiosa genética al programa europeo de cría de especies en peligro de extinción, desde la cual se está trabajando para garantizar una población sana de estos animales".