Sin miedo a la mujer que regenta el humilde puesto de pescadores de esta fantasmal fotografía, varios pelícanos se alinean para recibir su botín en forma de pescado en el mercado de Ayora, en las Islas Galápagos. La imagen le valió al su autor, el fotógrafo, Marcos Miranda Correia, el primer premio del prestigioso concurso de fotografía Galapagos Photography Competition, dedicado en exclusiva al paraíso al que arribó Charles Darwin a bordo del Beagle.