Enemigo en retaguardia

Ursus maritimus

Ursus maritimus

Foto: Foto: Daniel Dietrich/ BigPicture Competition 2019/ Academia de las Ciencias de California

Ursus maritimus

Un trío de osos polares -Ursus maritimus- camina junto a un montón de huesos de ballena a lo largo de la costa de la isla de Barter, en el norte de Alaska. Sus narices manchadas de sangre insinúan una comida reciente y fresca. Como principales depredadores, los osos polares gobiernan el ecosistema ártico y suelen ser cazadores solitarios, excepto cuando aprenden de sus madres, como los dos hermanos que se muestran aquí. El algún momento de sus vidas los cachorros se aventurarán por su cuenta para patrullar el cercano Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, un área que abarca cerca de 50.000 kilómetros cuadrados. Pero estas ancestrales zonas de caza para los osos pueden no permanecer prístinas para siempre: la región alberga aproximadamente 7.700 millones de barriles de petróleo. Además, el Cambio Climático está obligando a los osos a viajar distancias mucho más largas en busca de alimento. Para este trío, sin embargo, hay una amenaza más inminente. El más pequeño se da vuelta para echar un vistazo a un gran macho que persigue al grupo.

Boneyard Waltz: Fotografía ganadora en la categoría Terrestrial Wildlife de la Competición Big Picture Photography Awards 2019

Compártelo