Una bandada de miles de flamencos forma un corazón cuando se reúnen en las orillas del lago Bogoria, en Kenia. Los pájaros vadearon en formación las orillas fangosas después de que las lluvias torrenciales azotaran el área el día anterior.