La ciudad de Bogra, al norte de Bangladesh, es especialmente famosa por sus chiles rojos. Una vez cosechados, los chiles se dejan secar, y son las trabajadoras femeninas quienes se encargan de revisarlos y clasificarlos a mano.

El fotoperiodista que tomó estas imágenes, Joy Saha, cuenta que después de esta labor, los chiles son empacados de forma independiente y transportados a los mercados locales, donde son adquiridos por empresas para elaborar principalmente polvo de chile. Los pimientos picantes son un ingrediente clave de la cocina bengalí y se utilizan con una combinación de especias en diversos platos.