Ayuno y encierro

Teherán, Iran

Teherán, Iran

Foto: AP

Teherán, Iran

En aras de evitar la expansión del coronavirus, fieles musulmanes con mascarillas ofrecen sus oraciones por la celebración del Ramadán a las afueras de un santuario en Teherán, Irán. Los musulmanes de todo el mundo celebran una de sus fiestas más grandes bajo la larga sombra del coronavirus, con millones de personas confinadas en sus hogares y otros tantos atrapados por las preocupaciones económicas durante lo que suele ser un momento festivo de compras y celebraciones en el mundo islámico.

Compártelo