Puede que te cueste verlo a primera vista; pero esta original fotografía aérea, tomada por Zhang Long con un dron, muestra una cumbre. ¿La ves ya? Es el pico Gangsika, en la cordillera Qilian.

Esta cadena montañosa se sitúa al noroeste de China y en ella se encontraba uno de los corredores de la Ruta de la Seda, el corredor de Hexi, que se caracterizaba por la abundancia de los oasis nacidos del agua derretida de la cordillera. Este refugio hídrico resultaba todo un alivio para los mercaderes en tránsito, ya que más allá solo les seguía el desierto del Gobi.