Una alfombra alada

Camponotus sp.

Camponotus sp.

Foto: Foto: Piotr Naskrecki / BigPicture Competition 2019/ Academia de las Ciencias de California

Camponotus sp.

La mayoría de las termitas que construyen montículos en el África subsahariana son criaturas subterráneas sin ojos ni alas. Pero una vez al año, las reinas producen crías aladas destinadas a una existencia diferente. Cuando las primeras lluvias fuertes marcan el final de la estación seca, millones de estos ingenieros de ecosistemas hacen una aparición dramática, emergiendo en masa en un vuelo nupcial sincronizado, aunque de corta duración. "Pocos minutos después de aterrizar en el suelo, la mayoría de ellas se deshacen de sus alas y comienzan a buscar socios", explica el científico y fotógrafo Piotr Naskrecki. En un día, el suelo puede estar literalmente alfombrado con alas desechadas, proporcionando pasillos acolchados para una variedad de otras criaturas, incluidas las pequeñas hormigas carpinteras aladas (en la imagen), que acababan de completar su vuelo de apareamiento propio.

Losing Wings: Fotografía ganadora en la categoría Winged Life de la Competición Big Picture Photography Awards 2019

Compártelo