Cómo hacer fotografías circumpolares

La fotografía de larga exposición nos ofrece poder captar lo que a simple vista no vemos, buscando elementos que se mueven muy lentamente. Este tipo de imágenes son muy impactantes, como aquellas que captan el movimiento de las estrellas. Te explicamos cómo hacer este tipo de fotos.

Conseguir una buena foto de estrellas requiere mucha práctica y precisión en la posición de la cámara.

Conseguir una buena foto de estrellas requiere mucha práctica y precisión en la posición de la cámara.

Foto: Antonio Liébana

Aunque muy lentamente, los objetos celestes se mueven en el cielo. El Sol y la Luna son los dos elementos que más cambio percibimos, pero el resto de estrellas también cambian su posición a lo largo del día y la noche. Debido al ángulo de rotación terrestre sobre sí mismo, las estrellas y constelaciones circumpolares giran en torno a la estrella polar. No se trata de una estrella excesivamente brillante, pero sí es la más brillante de la constelación de la Osa Menor. Se puede encontrar con bastante facilidad con la ayuda de una brújula, una aplicación del firmamento nocturno o con una imagen de control de nuestra cámara para ver cuál es la única estrella que no se mueve. Eso sí, debemos encontrarnos en el hemisferio Norte.

La estrella Polar nunca varía su posición respecto la de la Tierra, pues está justo en el mismo eje de giro. Esto genera un curioso efecto por el cual parece que las demás estrellas giran a su alrededor, realizando una trayectoria en la cual aparecen por el este y se ocultan por el oeste.

La estrella Polar, una vez localizada, la encontraremos siempre en el mismo sitio. Según la cercanía respecto al ecuador, veremos la estrella Polar de una u otra manera. Cuanto más al sur, más cerca de la línea ecuatorial, la veremos más cerca del horizonte; y si llegamos al polo Norte, se encontrará en el punto más alto, en el centro del cielo.

Trucos para conseguir mejores fotos a contraluz

Más información

Trucos para conseguir mejores fotos a contraluz

Qué son las fotos circumpolares

En la fotografía de circumpolares se plasma esta sensación de movimiento de las estrellas en su giro alrededor de la estrella Polar. Se trata de un efecto tan lento, que no lo percibimos a simple vista, pero que la cámara fotográfica lo capta gracias a fotografías de larga exposición.

Lo primero es ir a una localización con la menor contaminación lumínica posible, buscar la estrella Polar y poner el trípode de manera que la cámara apunte hacia el norte. Serán mejores las noches despejadas y con poca luz de luna. Además se podrá aprovechar algún elemento en primer plano para mejorar la composición. Una casa en un campo desierto, una montaña, un árbol… añadirán interés a la composición de la fotografía.

Foto circumpolar con un tiempo de exposición corto.

Foto circumpolar con un tiempo de exposición corto.

El tiempo de apertura del diafragma hará que el arco del movimiento de las estrellas sea mayor o menor. 

Foto: Antonio Liébana

Equipo para hacer fotos nocturnas

Necesitaremos algo de equipo fotográfico básico para empezar nuestra aventura circumpolar:

  • Una cámara que nos permita trabajar con velocidades lentas, desde un segundo a minutos. Casi todas las cámara tienen un modo BULB que nos permite dejar el obturador abierto durante tiempo ilimitado, siendo nosotros los que activamos o desactivamos la apertura del diafragma.
  • La lente más utilizada será un angular, normalmente las focales más demandadas en este tipo de imágenes van desde el 14 mm hasta el 50 mm dependiendo de nuestro encuadre.
  • El trípode en este tipo de fotos es vital, ya que nos permitirá trabajar a velocidades lentas, mientras las estrellas siguen su recorrido entorno a la inamovible estrella Polar.

El enfoque en la oscuridad puede suponer un problema. Así pues enfocaremos de manera manual, bien a nuestro sujeto cercano con la ayuda de una linterna o bien enfocando al infinito. En este caso, gracias a la hiperfocal tendremos mucha profundidad de campo.

Las claves para conseguir fotos de rayos perfectas

Más información

Las claves para conseguir fotos de rayos perfectas

Composición de la imagen de las estrellas

A la hora de componer la imagen, la estrella Polar estará en un punto de interés visual, en muchas ocasiones en el centro, y tendremos que calcular y prever el arco o circunferencia que formaran las estrellas a su alrededor. Y todo ello sin olvidar el sujeto principal de la imagen.

Se trata de fotografías de larga exposición, de modo que lo haremos en modo prueba y error hasta conseguir la imagen deseada. Los valores utilizados serán variables, pero como punto de partida pondremos un ISO 2.500, el diafragma más abierto que nos permita trabajar nuestra lente y 30 segundos de exposición. Esto nos ayudará a saber la trayectoria y cómo quedará nuestra composición. A partir de ahí trabajamos con valores de ISO bajos entre 100 y 400, y tiempos a partir de unos 2-5 minutos, hasta unos 20 minutos si queremos la circunferencia completa, todo dependerá de los resultados que queramos. Cuanto más tiempo dejemos el obturador abierto, más circunferencia de estrellas conseguiremos.

Otro método sería hacer unas 100 o 200 imágenes a 20 segundos, con un intervalo no superior a 1 o 2 segundo entre ellas, y luego apilarlas con un programa de edición, pero eso nos llevaría un trabajo de post procesado.

Caserón de Pastor (Soria)

Caserón de Pastor (Soria)

Un elemento iluminado en primer plano otorgará a nuestras imágenes una mejor composición.

Foto: Antonio Liébana

Trucos para conseguir buenas fotos de estrellas circumpolares

  • Busca la estrella polar con una foto de control y una brújula.
  • Incluir un elemento principal en la imagen, mejorará la composición.
  • No te olvides del trípode.
  • El tiempo de exposición dependerá de la trayectoria de estrellas que queramos captar.
  • Utilizaremos una cámara en el modo BULB.
Trucos para fotografiar aves en pleno vuelo, un reto fotográfico de altura

Más información

Trucos para fotografiar aves en pleno vuelo