La tecnología hecha luz

Nueva estrella en la Sagrada Familia.

Nueva estrella en la Sagrada Familia.

Para que destaque sobre el resto del templo, la nueva estrella de la Sagrada Familia emana una luz más fría y blanca que la que ilumina el resto de la basílica, de un tono más cálido.

Foto: Pau Fabregat

24 de febrero de 2022, 07:00 | Actualizado a

Una nueva estrella empezó a alumbrar el firmamento nocturno barcelonés el pasado mes de diciembre. Se trata de una obra de ingeniería que despunta sobre el famoso templo de Gaudí a 138 metros de altura y que, sobre un soporte ornamentado con trencadís –el mosaico característico de la arquitectura modernista catalana–, corona la punta de la torre de la Virgen María, en estos momentos la más alta de la Sagrada Familia.

«La estrella mide 7,5 metros de diámetro, pesa 5,5 toneladas y está hecha de vidrio texturizado, translúcido y con relieve. Su estructura es de acero inoxidable dúplex, muy resistente a la corrosión, la tracción y la compresión, y sus partes visibles han sido forjadas a una temperatura de más de 1.040 °C», explican los responsables del proyecto.

El enorme astro ha sido sometido a todo tipo de pruebas antes de que una grúa lo colocara en su elevado emplazamiento. Para comprobar su resistencia a la intemperie, por ejemplo, una de sus puntas fue sometida a la descarga de un rayo en un laboratorio especializado. También se hicieron varias comprobaciones en un amplio rango de temperatura y humedad para asegurar su óptimo funcionamiento en las distintas condiciones meteorológicas que se dan a lo largo del año.

El tecnológico lucero consta de 12 puntas piramidales que emergen de un dodecaedro central, en cuyo interior se aloja un sofisticado sistema de luces led de alta eficiencia que incluye unos sensores que permiten monitorizarlas de forma remota. En total son una docena de focos, uno por cada punta de la estrella, cada uno de ellos compuesto por 12 haces de luz. De estos, ocho iluminan el interior de la pirámide, mientras que los otros cuatro enfocan la punta para dar a este astro la máxima nitidez. Cuando fulgura con su luz blanca, es claramente visible desde varios kilómetros de distancia. Aunque también puede brillar de día: los rayos del sol destellan cuando se reflejan en los 123 vidrios que forman este nuevo elemento creado según las indicaciones que dejó escritas el maestro Gaudí.

Este artículo pertenece al número de Marzo de 2022 de la revista National Geographic.

Los secretos de la catedral de Lugo

Más información

Los secretos de la catedral de Lugo