Siglos de pasión japonesa por el papel

El maestro calígrafo Tadashi Kawamata utiliza washi, un tipo de papel tradicional que sigue siendo omnipresente en Japón.

El maestro calígrafo Tadashi Kawamata utiliza washi, un tipo de papel tradicional que sigue siendo omnipresente en Japón.

Foto: James Whitlow Delano

La artista Yayoi KusaMa imprime en él sus oníricas escenas del monte Fuji, la diseñadora de moda Yumi Katsura confecciona con él vestidos de novia y el cineasta David Lynch lo usa en sus litografías. Llamado washi, el papel artesanal japonés se encuentra en todo tipo de productos, desde sombrillas y joyas hasta mascarillas contra el coronavirus. Y eso que tiene 1.300 años de historia, si no más.

Utilizado tradicionalmente en rollos, libros y paneles divisorios, el washi es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco desde 2014 en reconocimiento a la artesanía papelera de tres lugares: Hamada (prefectura de Shimane), Mino (prefectura de Gifu) y Ogawa/Higashi-chichibu (prefectura de Saitama). «La distinción no se le concedió al washi ni a sus fabricantes, sino a las técnicas de producción», aclara Takeshi Kano, uno de los ocho artesanos cualificados para confeccionar el Honminoshi, el washi de mayor calidad de la ciudad de Mino. Debe «hacerse totalmente a mano y con solo tres ingredientes: morera del papel, agua y neri, un mucílago vegetal que asegura la dispersión uniforme de las fibras del papel», explica.

El método que emplea Kano –y que antes de él siguieron innumerables artesanos a lo largo de los siglos– es un meticuloso procedimiento que comienza con la purificación de las fibras de la corteza de la morera del papel y la formación de una pulpa. A continuación, el artesano papelero sumerge un bastidor en la pulpa y lo mece con cuidado hasta que las fibras entrecruzadas forman una hoja de papel empapada. Tras una fase de secado, el washi clásico queda listo para salir al mundo moderno.

----

El mundo del washi

DISTRITO DE UDATSU (MINO)

En este barrio histórico abundan los antiguos comercios de washi, algunos de ellos convertidos en museos y otros, en tiendas, galerías y cafés. En octubre las calles relucen con la luz de las linternas de washi durante el Festival de Arte Akari.

MUSEO MINO-WASHI

Las exposiciones ponen de relieve la versatilidad de este papel y detallan su proceso de fabricación. Se organizan talleres que ofrecen breves lecciones prácticas sobre esta artesanía.

FIESTA DE ECHIZEN KAMI

La producción de washi no se limita a las zonas designadas por la Unesco. La región de Echizen, en la prefectura de Fukui, cuenta con más de 60 papeleras y un homenaje a la legendaria diosa del papel en el santuario de Okamoto Otaki, que honra la influencia divina del washi con esta fiesta que se celebra a principios de mayo.

OZU WASHI

Este mercado mayorista del distrito tokiota de Nihonbashi, fundado en 1653, cuenta con existencias de todo tipo de washi y productos elaborados con él. Además ofrece talleres de fabricación de washi y acceso a un pequeño museo.

Este artículo pertenece al número de Agosto de 2021 de la revista National Geographic.

Kumaris, las diosas vivientes de Nepal

Más información

Las diosas vivientes de Nepal

10

Fotografías