Raudo y veloz… pero más silencioso

Compártelo

La NASA utilizó técnicas de falso color y de composición para visibilizar las ondas de choque en esta imagen de 2018.

La NASA utilizó técnicas de falso color y de composición para visibilizar las ondas de choque en esta imagen de 2018.

Foto: NASA

Cuando estos aviones a reacción supersónicos T-38 sobrevolaban el desierto de Mojave en California, sus ondas de choque se fusionaron. Las cámaras de un avión de la NASA captaron la imagen, y los datos podrían servir para amortiguar en el futuro las explosiones sónicas de este tipo de aeronaves.

Este artículo pertenece al número de Junio de 2020 de la revista National Geographic.

Por qué será una renovación

Más información

Por qué será una renovación

Compártelo