Lo que el hielo encierra

Un fotógrafo capta intrigantes diseños congelados en el hielo de Alaska, que son preocupantes indicadores del cambio climático.

Compártelo

Diseños imposibles

Diseños imposibles

Kajita lleva desde 2010 fotografiando los dibujos que se forman por debajo y por encima de las capas de hielo que cubren los ríos, lagos, pantanos y estanques de Alaska.

Foto: Ryota Kajita

Año tras año, cuando el otoño toca a su fin en Alaska, Ryota Kajita sale en busca de los primeros hielos invernales. Este fotógrafo de origen japonés afincado en Fairbanks cree que «todo, hasta lo que parece más insignificante, está conectado con aspectos más amplios de nuestra Tierra». Un buen ejemplo, dice, es el hielo que se forma sobre charcas y lagos antes de que quede sepultado por la nieve.

Kajita lleva desde  2010 fotografiando los dibujos que se forman por debajo y por encima de las capas de hielo que cubren los ríos, lagos, pantanos y estanques de Alaska.

Kajita lleva desde 2010 fotografiando los dibujos que se forman por debajo y por encima de las capas de hielo que cubren los ríos, lagos, pantanos y estanques de Alaska.

Foto: Ryota Kajita

Kajita lleva tomando fotografías del hielo desde 2010 para su proyecto Ice Formations («Formaciones de Hielo»). Le fascinan los patrones geométricos que distingue en él: espumosos campos de burbujas bajo la superficie helada, espolvoreados de cristales de nieve y hielo. Muchas fotos son composiciones de burbujas congeladas de metano y dióxido de carbono que han quedado atrapadas.

Las formaciones bajo el hielo que Kajita ha fotografiado oscilan entre los 25 y los 75 centímetros de diámetro. Aunque visualmente las encuentra fascinantes, le preocupa su significado. "Dado que el gas metano se considera uno de los principales causantes del efecto invernadero –explica–, en Alaska los científicos están investigando estas burbujas congeladas desde la óptica del cambio climático".

Las formaciones bajo el hielo que Kajita ha fotografiado oscilan entre los 25 y los 75 centímetros de diámetro. Aunque visualmente las encuentra fascinantes, le preocupa su significado. "Dado que el gas metano se considera uno de los principales causantes del efecto invernadero –explica–, en Alaska los científicos están investigando estas burbujas congeladas desde la óptica del cambio climático".

Foto: Ryota Kajita

Aunque disfruta fotografiando estas formaciones, su existencia le preocupa. Conforme las regiones septentrionales del planeta se calientan, la fusión del permafrost se acelera y, por ende, se libera mayor cantidad de metano, un dañino gas de efecto invernadero.

Tras las imágenes de su proyecto Ice Formations hay una explicación científica, que Kajita comparte en la galería digital Life-Framer.com: «Muchas de las formaciones son burbujas de metano y dióxido de carbono retenidas en el hielo. Cuando el agua se congela, se transforma lentamente en hielo desde la superficie y va atrapando los gases», creando unos diseños únicos. La escarcha y los copos de nie

Tras las imágenes de su proyecto Ice Formations hay una explicación científica, que Kajita comparte en la galería digital Life-Framer.com: «Muchas de las formaciones son burbujas de metano y dióxido de carbono retenidas en el hielo. Cuando el agua se congela, se transforma lentamente en hielo desde la superficie y va atrapando los gases», creando unos diseños únicos. La escarcha y los copos de nie

Fotos: Kyota Kajita

Kajita espera que quienes vean sus fotos se sientan «conectados con la naturaleza» y que esa conexión les ayude a «enfrentarse a problemas de mayor calado, como el cambio climático».

Este artículo pertenece al número de Marzo de 2020 de la revista National Geographic.

ETIQUETAS

Fotógrafos

Compártelo