La minería esculpe el paisaje

Un fotógrafo sobrevuela en helicóptero las minas de lignito de Alemania y capta las consecuencias de extraer carbón para alimentar las centrales térmicas.

21 de enero de 2022, 07:00 | Actualizado a

1 / 5
STOCK MJ8789 TH CM -6

1 / 5

En esta mina de carbón cercana a Dresde, en Alemania, como en otras minas del mundo, las excavadoras mueven miles de toneladas de tierra, grava y arcilla para alcanzar los depósitos de combustibles fósiles.

Foto: Tom Hegen

STOCK MJ8789 TH CM -2

2 / 5

Durante la explotación de una mina y tiempo después, la escorrentía puede arrastrar residuos tóxicos de minerales hasta balsas mineras. Se ha demostrado que los minerales contaminan las aguas subterráneas.

Foto: Tom Hegen

STOCK MJ8789 TH CM -3

3 / 5

Angulares y simétricos, los lugares de extracción y de almacenamiento pueden evocar cierto aire artístico, incluso resultar estéticos. Hegen busca llamar la atención con sus imágenes, no disimular la devastación.

Foto: Tom Hegen

STOCK MJ8789 TH CM -11

4 / 5

La generación de electricidad a partir del carbón ha caído significativamente en el mercado energético alemán; el Gobierno tiene previsto eliminar el uso de este combustible fósil para 2030.

Foto: Tom Hegen

STOCK MJ8789 TH CM -8

5 / 5

Hegen dice que algunas personas toman sus fotografías por cuadros: «No saben que de verdad existen lugares como estos».

Foto: Tom Hegen

Tom Hegen hace retratos del Antropoceno, esta era que habitamos y en la que la influencia dominante en la Tierra es la actividad humana. Su labor requiere a menudo la observación a vista de pájaro: asomarse desde un helicóptero o pilotar un dron. Tomadas desde las alturas, sus series fotográficas muestran los vastos efectos de los glaciares en retroceso, las tierras de cultivo explotadas, las canteras contaminadas y, en este caso, las minas de carbón de su Alemania natal.

Algunas minas siguen operativas; otras están agotadas y clausuradas. El lignito en Alemania casi siempre es subterráneo, lo que se traduce en grandes excavaciones industriales que pueden contaminar ecosistemas y cursos de agua. Con el carbón se produce electricidad barata, pero se cobra el alto precio de dejar un territorio cuajado de cicatrices. Aunque esas marcas son desagradables, dice Hegen, él busca dar a sus retratos una belleza abstracta con la esperanza de que la gente los mire y se pare a pensar en los problemas ecológicos que plasman.

Un fotógrafo convierte las cicatrices de la minería en obras de arte abstracto, confiando en concienciar a los espectadores.

Estas fotografías se tomaron en Alemania, pero la extracción de combustibles fósiles y minerales genera escenas similares a estas en otros lugares. Sin embargo, se atisban indicios de cambio. El Gobierno alemán afirma que pondrá fin a la extracción de carbón y cerrará las centrales térmicas que emplean este combustible antes de 2030.

----

Este artículo pertenece al número de Febrero de 2022 de la revista National Geographic.

El arte de trabajar con tiza

Más información

La pizarra, la herramienta que no se queda obsoleta para los matemáticos

7

Fotografías