Serengeti

Migraciones

La migración del Serengeti es uno de los grandes espectáculos del planeta, de vital importancia para la vida en una tierra de paisajes soberbios y culturas dinámicas.

25 de noviembre de 2021, 07:00 | Actualizado a

La migración de más de un millón de ñúes azules en el gran ecosistema del Serengeti es una escena impresionante… y crucial para la fauna salvaje de toda África oriental. Charlie Hamilton James fotografía este viaje atemporal, y Paula Kahumbu, Peter Gwin e Yvonne Adhiambo Owuor escriben acerca de las circunstancias personales y las características ecológicas y culturales que conforman una región cuyo delicado equilibrio natural se enfrenta a amenazas crecientes.

El reportaje Migraciones forma parte de un número especial dedicado a los grandes desplazamientos de animales del Serengeti, e incluye los siguientes artículos del número de Diciembre de 2021 de la revista National Geographic.

- Una compleja red biológica por Paula Kahumbu

- El ñu, un rey insospechado por Peter Gwin

- Fotorreportaje: Guardianes del territorio

- La voz del bosque por Yvonne Adhiambo Owuor

- Fotorreportaje: La lucha por sobrevivir

1 / 4
MM8752 2009318 077856135435

1 / 4

Los ñúes se precipitan por la escarpada orilla del río Mara durante sus desplazamientos anuales en busca de agua y pastos frescos.

Cada año, alrededor de 1,3 millones de ñúes van tras las lluvias estacionales, describiendo un círculo en sentido horario que los conduce desde Tanzania hasta Kenia y vuelta a empezar; es la mayor migración terrestre del planeta.

Foto: Charlie Hamilton James

MM8752 200217 058775

2 / 4

Congregación de ñúes en Tanzania.

Cada mes de febrero, antes de iniciar su extenuante viaje hacia el norte, los ñúes –junto con las muchas cebras que acompañan a la manada– se congregan para pacer y parir en las llanuras de hierba corta próximas a la linde sur del Parque Nacional del Serengeti, en Tanzania. En ellas nacen cada año medio millón de crías, un promedio de 24.000 al día. A los pocos minutos del alumbramiento, ya son capaces de caminar.

Foto: Charlie Hamilton James

MM8752 200728 077856083514

3 / 4

Los ñúes llevan milenios recorriendo las llanuras del África oriental.

Sus manadas carecen de un líder natural, pero se guían por los senderos, un recuerdo colectivo de migraciones anteriores. En su viaje anual forman una inmensa manada, rodeada de otras más pequeñas que se separan para encontrar buenos pastos.

Foto: Charlie Hamilton James

MM8752 2009316 077856130151

4 / 4

Espoleados por el hambre y el instinto de avanzar, los ñúes avanzan a buen ritmo hombro con hombro, anca con anca.

Tienen unos músculos tan eficientes que pueden caminar hasta cinco días sin detenerse a beber. Sin embargo, el olor de un león o de un guepardo puede dispersar la manada en un instante.

Foto: Charlie Hamilton James