La humanidad y su lastre

La cantidad de objetos fabricados por el ser humano es cada vez mayor. Por ejemplo, actualmente existen en el mundo alrededor de 1.400 millones de coches y 500 millones de camiones. De media, por cada persona se produce semanalmente una masa antropogénica igual o superior a su peso.

La cantidad de objetos fabricados por el ser humano es cada vez mayor. Por ejemplo, actualmente existen en el mundo alrededor de 1.400 millones de coches y 500 millones de camiones. De media, por cada persona se produce semanalmente una masa antropogénica igual o superior a su peso.

Foto: Abstract Aerial Art / Gettyimages

¿Se ha parado a pensar cuánto pesan todos los objetos que los humanos hemos fabricado? Un equipo de científicos del Instituto Weizmann de Ciencias, en Israel, lo ha calculado y el resultado es realmente impactante: la denominada «masa antropogénica» existente ya pesa igual que todos los organismos vivos del planeta juntos. A principios del siglo xx, la masa antropogénica era igual al 3 % de la biomasa global. Pero unos 120 años después, en 2020, ya iguala la biomasa total de la Tierra, se afirma en el estudio publicado en Nature, y sigue creciendo. El planeta, dice el autor principal del estudio, Ron Milo, está atravesando una transición material tan extraordinaria que está dando lugar a una nueva era. La biodiversidad actual, mesuran los científicos, se compone en un 90 % de plantas, a las que siguen, por este orden, bacterias, hongos, arqueas, protistas y animales. En total, su peso es de alrededor de 1,2 billones de toneladas (hablamos de masa seca, sin contar el agua). Un peso que todos nuestros productos inanimados –todo lo que hemos generado excluyendo el ganado y los cultivos agrícolas–, desde carreteras hasta ordenadores, rascacielos, botellas, maquinaria o ropa, ya empiezan a superar.

Una auténtica desmesura, y más teniendo en cuenta que nosotros, los humanos, apenas representamos el 0,01 % de la biomasa global. Menos mal.

Este artículo pertenece al número de Mayo de 2021 de la revista National Geographic.

Cómo Estados Unidos limpió sus cielos

Más información

Cómo Estados Unidos limpió sus cielos