De la granja a la mesa

Compártelo

Tractor laborando en un campo verde.

Tractor laborando en un campo verde.

Foto: Dennis Fischer Photography / Getty Images

Se trata de mejorar nuestros alimentos para mejorar así nuestra salud, nuestro planeta y nuestro futuro. De este modo describe la Comisión Europea los objetivos de la Estrategia «De la Granja a la Mesa», que, junto con la Estrategia sobre Biodiversidad, es la piedra angular del Pacto Verde Europeo. Suscrito por 55 países en diciembre de 2019, este pacto es la hoja de ruta para dotar a la UE de una economía sostenible y pretende, entre otras muchas cosas, que Europa sea climáticamente neutra en el año 2050.

La estrategia planteada para reconducir el sistema alimentario persigue cinco objetivos: garantizar alimentos saludables, asequibles y sostenibles a los ciudadanos europeos; combatir el cambio climático; proteger el medio ambiente y preservar la biodiversidad; obtener un rendimiento económico justo en la cadena alimentaria, y reforzar la agricultura ecológica. «La crisis del coronavirus ha revelado nuestra vulnerabilidad y la importancia de restablecer el equilibrio entre la actividad humana y la naturaleza. La Estrategia sobre Biodiversidad y la Estrategia "De la Granja a la Mesa", elementos centrales del Pacto Verde, apuntan hacia un equilibrio nuevo y mejorado entre la naturaleza, los sistemas alimentarios y la biodiversidad para proteger la salud y el bienestar de nuestros ciudadanos y, al mismo tiempo, incrementar la competitividad y la resiliencia de la UE», afirmó Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, en la presentación de este ambicioso plan.

Todo ello es parte de una gran transición que pretende cuatro cosas: crear un entorno alimentario más saludable (en 2017 se produjeron en la UE más de 950.000 muertes atribuibles a dietas poco sanas); reducir para 2030 los residuos alimentarios tanto en los consumidores como en el comercio minorista en un 50 %; invertir en I+i (investigación e innovación) en sectores como bioeconomía, recursos naturales, agricultura, pesca, acuicultura y medio ambiente; y por último, promover la transmisión de conocimientos. También será esencial, apunta el documento, colaborar con terceros países y organizaciones internacionales para apoyar el paso mundial hacia sistemas alimentarios sostenibles. Toda una oportunidad «para conciliar nuestro sistema alimentario con las necesidades del planeta y para responder positivamente a las aspiraciones de los europeos en relación con una alimentación saludable, equitativa y respetuosa con el medio ambiente», concluye.

La alimentación afecta al cambio climático

Más información

Tu alimentación afecta al planeta

----

Sostenibilidad alimentaria

Dentro de esta estrategia, la UE emprenderá acciones para implementar un sistema alimentario más saludable.

UTILIZACIÓN DE PLAGUICIDAS

- Reducir un 50 % el uso y la peligrosidad de los plaguicidas químicos para 2030.

- Reducir un 50 % el uso de los plaguicidas más peligrosos para 2030.

EXCESO DE NUTRIENTES

- Reducir las pérdidas de nutrientes al menos un 50 % sin alterar la fertilidad del suelo.

- Reducir el uso de fertilizantes al menos un 20 % para 2030.

RESISTENCIA A LOS ANTIMICROBIANOS

- Reducir un 50% las ventas de antibióticos para animales de granja y de acuicultura de aquí a 2030.

AGRICULTURA ECOLÓGICA

- Impulsar el desarrollo de los cultivos ecológicos en la UE con el fin de que en 2030 el 25 % de todas las tierras agrícolas se dedique a la agricultura ecológica.

Este artículo pertenece al número de Enero de 2021 de la revista National Geographic.

El impacto de la dieta en el cerebro

Más información

El impacto de la dieta en el cerebro

Compártelo