Entre patos, el tamaño sí importa, y mucho

Dos ejemplares macho parecen discutir en un lago de La Pampa, quién sabe si sobre sus atributos masculinos. Este pequeño pato zambullidor vive en gran parte de América del Sur.

Dos ejemplares macho parecen discutir en un lago de La Pampa, quién sabe si sobre sus atributos masculinos. Este pequeño pato zambullidor vive en gran parte de América del Sur.

Foto: Gabriel Rojo / NPL / AGE Fotostock

Muchas aves carecen de pene, pero no es el caso de las anátidas, que lucen unos miembros viriles de tamaños asombrosos. Destaca el de la malvasía argentina (Oxyura vittata): el órgano genital de los machos de esta especie sobrepasa los 40 centímetros de longitud y, erecto, es casi tan largo como todo su cuerpo. «Las aves son ideales para estudiar la evolución genital porque tienen la morfología del pene más extrema de todos los vertebrados: va desde el pene más largo en relación al tamaño corporal, caso de la malvasía argentina, hasta su ausencia completa en más del 97 % de las especies de aves», afirma la bióloga colombiana Patricia Brennan, investigadora en el Mount Holyoke College de Massachusetts y especializada en la evolución morfológica de las estructuras reproductivas animales.

Un aspecto muy curioso de esa evolución es que la morfología del pene de los patos está correlacionada con su comportamiento social. «Aunque la mayoría de las anátidas son monógamas, los machos de algunas especies realizan rutinariamente lo que se denomina “copulaciones forzadas extra-pareja” (FEPC, por sus siglas en inglés). Es decir, intentos de cópula con hembras que ya están emparejadas, las cuales intentan zafarse con fuerza, resultando a menudo heridas o incluso muertas», explica. A consecuencia de ello, el órgano genital femenino ha evolucionado para impedir el éxito del acosador. Así, en las especies con baja tasa de FEPC, las vaginas son conductos simples. Pero en las que la incidencia es alta, son enrevesados laberintos que obstaculizan la intromisión completa del pene, por lo que el esperma acaba depositado más cerca de la cloaca, lejos de donde se almacenan los espermatozoides y fecundan los óvulos. De hecho, en estas especies solo entre el 2 y el 5 % de las crías no son engendradas por la pareja de la hembra. «Menos es nada», se ha oído graznar a algunos de ellos.

----

OTROS DATOS

Entre las anátidas, la longitud del pene de los machos tiene correlación con la tasa de FEPC. En las especies en las que ese comportamiento es raro o inexistente, el pene es corto y simple, mientras que en las especies donde las FEPC son frecuentes, el miembro viril es largo y de estructura compleja.

----

Este artículo pertenece al número de Enero de 2022 de la revista National Geographic.

Las mejores fotos de aves de 2021

Más información

Las mejores fotos de aves de 2021