Editorial Septiembre 2022: Conozca al nuevo director de la revista

Desde 1999 la revista ha tenido 11 directores

Nathan Lump

Nathan Lump

El archivo de National Geographic, custodiado en nuestra sede central de Washington D.C., guarda todas las revistas que recuerdo haber leído en mi juventud, como este número de mayo de 1986, con un artículo de portada sobre el Serengeti.

Foto: Mark Thiessen

De pequeño fui un lector insaciable de gustos eclécticos. Una semana me interesaban los cometas. A la siguiente, las ballenas. Herculano. La tectónica de placas. Senegal. Leía algo que despertaba mi interés y allá que me iba a la biblioteca de mi pequeño pueblo de Wisconsin en busca de libros que me ofreciesen más conocimiento sobre el tema.

Tuve la suerte de que mi abuela –quien me enseñó las ventajas de no perder nunca la curiosidad por muy mayor que te hagas– nos regaló una suscripción a National Geographic cuando tenía ocho o nueve años. A partir de ahí, el catalizador de mi obsesión de turno casi siempre era un artículo de la revista que me abría las puertas a alguna realidad de cuya existencia apenas era consciente, o que creía conocer pero no entendía realmente.

Según fui creciendo, la Geographic me abrió los ojos a la maravilla que es nuestro mundo. Lo que descubrí en sus páginas me ayudó a construir una imagen más completa y matizada de nuestro planeta: sus tesoros, sus problemas y, sobre todo, su fascinante diversidad de personas, lugares y cosas.

En National Geographic también hallé la inspiración que me animó a salir de casa y explorar por mí mismo. Conocer más mundo en primera persona no solo enriqueció mis conocimientos: me grabó a fuego la importancia y la urgencia de preservar y proteger nuestro planeta.

Aunque este número es el primero de mi andadura al frente de la revista, lo cierto es que en su mayor parte lo produjo nuestro extraordinario equipo antes de mi llegada. Para mí es un placer poder presentarme desde estas páginas, y un honor formar parte de una entidad que ha ejercido tal influencia en mi vida. En los próximos meses pondremos en marcha planes de futuro para National Geographic, en nuestro empeño por seguir siendo tan esenciales y relevantes como siempre, y por mantener nuestro prestigio. Me ilusiona lo que pretendemos ofrecerle, y espero que nos acompañe en este viaje.

Si quieres suscribirte a nuestra newsletter semanal, entra aquí y apúntate gratis.

Este artículo pertenece al número de Septiembre de 2022 de la revista National Geographic.