Editorial: Retos y logros de un continente joven

Calles de Monte Trigo

Calles de Monte Trigo

Foto: Alfons Rodríguez

Las historias son parte esencial de National Geographic. Lo han sido desde los inicios de la revista, porque contar bien una buena historia es el mejor modo de explicar una realidad, ayudar a entenderla y transmitir un mensaje de manera eficaz. Las grandes historias nos ayudan a comprender el mundo, a comprendernos unos a otros. Por eso son tan necesarias.

En el artículo de este mes «África: un futuro con nombres y apellidos» queremos explicar los retos y los logros del continente que, con un 60 % de la población con menos de 25 años, es el más joven de nuestro planeta. Y qué mejor modo de hacerlo que a través de las historias personales de diez niñas y niños. Diez jóvenes que, pese a unas circunstancias a menudo dramáticas, son protagonistas de los cambios de África y no meras víctimas pasivas. El autor, Xavier Aldekoa, conoce como pocos este continente. Desde su primer viaje hace casi 20 años, ha visitado medio centenar de los 55 países que lo forman. Las fotografías son de Alfons Rodríguez, otro trotamundos que, armado con su cámara, ha pisado más de un centenar de países de todo el mundo.

De la mano de ambos conocemos historias que reflejan la lucha de los jóvenes por sobrevivir y su determinación por labrarse un futuro mejor. Historias como la de Giovana Del-gado, caboverdiana de 12 años que sueña con ser cantante gracias a que unos paneles solares llevaron la electricidad a su pueblo y pudo escuchar música en la radio de su tío. O la de Margaret Ayo, de Uganda, una de los millones de casos de matrimonio infantil que se dan cada año en África. Casada con 13 años, Margaret habla sin amargura, pero su rebeldía frente a un sistema machis--ta anuncia una revolución. La decreciente pero aún elevada mortalidad infantil está presente en la historia de la recién nacida Jamila Wova, de Etopía. También los niños soldado tienen voz en el reportaje, así como un joven que logró huir de la banda yihadista Boko Haram al no querer convertirse en un asesino. Y la lucha diaria de una escolar que sueña con ser profesora.

Un cóctel de historias que refleja la compleja realidad y las aspiraciones de futuro de la juventud del continente africano. Otra de las protagonistas, Hawa Faye, es estudiante de fotografía en Gambia y sueña con ser fotoperiodista. Quién sabe si dentro de unos años su trabajo nos permitirá descubrir grandes historias en revistas como National Geographic.

Este artículo pertenece al número de Octubre de 2020 de la revista National Geographic.

Culturas

En NG Viajes:

África