El 8 de abril de 2024 la Luna se situará entre la Tierra y el Sol: el día se convertirá en crepúsculo sobre la franja de América del Norte barrida por un eclipse solar total. Para quienes tengan alguna deficiencia visual, los astrónomos de la Universidad Harvard han desarrollado un dispositivo del tamaño de un teléfono móvil que a través de la sonificación traduce la luminosidad ambiental en sonido. El silbido de una flauta representa la luz brillante, un clarinete indica el inicio del eclipse parcial y unos suaves chasquidos identifican el eclipse total, esa oscuridad que abarca la franja de 150-200 kilómetros sobre la que se proyectará la sombra de la Luna. El proyecto, llamado LightSound, distribuirá unos 500 dispositivos a museos, parques nacionales y estatales y escuelas para personas ciegas de todo el país. La directora del Laboratorio de Astronomía de Harvard, Allyson Bieryla, explica que el fin es mejorar la accesibilidad y abrir la astronomía a nuevas perspectivas. «La emoción de los eventos astronómicos puede inspirar a la próxima generación de grandes pensadores, y los necesitamos a todos». 

Este artículo fue publicado en el número de febrero de 2024

 

 

Más Sobre...
Eclipse