La tremenda belleza de las arañas

Fotografiadas de cerca, en la intimidad, las arañas ganan en atractivo. Ni miedo ni repulsión: obsérvalas en todo su esplendor en esta galería.

Actualizado a

Araña de las bromelias
Javier Aznar

Apostada sobre una flor de plátano en La Maná, Ecuador, esta araña de las bromelias del género Cupiennius espera pacientemente a que pase por allí un polinizador incauto. Estos arácnidos se confunden a menudo con las arañas errantes del género Phoneutria, poseedoras de uno de los venenos más potentes de la Tierra.

Las arañas son asombrosamente diversas: se conocen más de 50.000 especies, desde la araña acuática euroasiática, que vive casi siempre sumergida, hasta la araña lobo ártica, que medra por encima del círculo polar Ártico, pasando por la araña blindada espinosa gigante, que puede llegar a vivir 43 años. Pero la mayoría de las personas se cierran en banda en cuanto oyen hablar de ellas.

«Cuando las mencionas, la gente piensa en bichos grimosos. Pero al observarlas de cerca, se revela un mundo asombroso», dice Javier Aznar, biólogo y fotógrafo afincado en Madrid que ha acumulado un impresionante caleidoscopio de imágenes de arañas, sobre todo de las selvas tropicales de Ecuador, donde vivió tres años.

Pongamos por caso la araña saltarina Phidippus audax. Aznar afirma que estas arañas, que se encuentran en todo el territorio de América del Norte, parecían «simpáticas» y no le tenían miedo. (Que se sepa, solo hay una docena de especies de arañas peligrosas para los humanos). Unas cuantas especies de arañas saltarinas poseen también una excelente visión cromática, de modo que cuando nos miran con esos ojitos adorables, nos están viendo de verdad.

Luego están las fascinantes arañas cangrejo del género Aphantochilus, nativas de América del Sur, que imitan a las hormigas. Su cara ancha y con cuernos presenta un sorprendente parecido con la de las hormigas que depreda, lo que les permite acecharlas y pasar inadvertidas. Como buenas maestras del disfraz, estas depredadoras pueden ser difíciles de localizar, y ya no digamos de fotografiar. De hecho, Aznar solo las ha visto en Ecuador tres o cuatro veces.

Navegar por las peculiaridades biológicas de las arañas hace que su trabajo sea complicado y divertido a la vez, dice el fotógrafo, que a menudo pasa las noches en la selva sin dormir intentando fotografiar arañas en acción.

Retratar arañas gladiadoras del género Deinopis en Ecuador, por ejemplo, le llevó años. En lugar de tejer telarañas normales, estos arácnidos de ojos grandes y patas largas crean redes cuadradas de seda que sujetan con las patas y lanzan a los insectos que pasan. Pero son asustadizas: si alguien se les acerca, recogen la trampa y se esconden. Para captar su conducta, el fotógrafo tuvo que interpretar también el papel de depredador al acecho y pasar largos períodos en silencio e inmóvil. Finalmente, una noche, mientras un ejemplar preparaba su ataque, él se cobró su presa con un clic y un flash.

----

Jason Bittel es periodista científico y Explorador de National Geographic. Actualmente está escribiendo un libro para National Geographic sobre la fauna norteamericana.

STOCKPKG MM10055

Javier Aznar

1 / 12

Araña saltarina Phidippus audax

Una araña saltarina Phidippus audax descansa sobre un dedo en la ciudad de Dallas, en Texas. Estas arañas tienen unas «mandíbulas», llamadas quelíceros, iridiscentes y son de naturaleza inquisitiva. No tejen telarañas, sino que emboscan a sus presas.

STOCKPKG MM10055 7R41117

Javier Aznar

2 / 12

Araña tejedora de dorso espinoso (Gasteracantha cancriformis)

En Ecuador hay una gran variedad de arañas. En la imagen: araña tejedora de dorso espinoso (Gasteracantha cancriformis).

STOCKPKG MM10055 7R47327

Javier Aznar

3 / 12

Araña saltarina Psecas viridipurpureus

Araña saltarina Psecas viridipurpureus

STOCKPKG MM10055

Javier Aznar

4 / 12

Araña saltarina Freya decorata

Araña saltarina Freya decorata

STOCKPKG MM10055

Javier Aznar

5 / 12

Araña cangrejo

Araña cangrejo que mimetiza a las hormigas tortuga (Aphantochilus rogersi).

STOCKPKG MM10055

Javier Aznar

6 / 12

Araña tejedora del género Micrathena

Araña tejedora del género Micrathena.

STOCKPKG MM10055

Javier Aznar

7 / 12

Araña saltarina Breda lubomirskii

Araña saltarina Breda lubomirskii.

STOCKPKG MM10055

Javier Aznar

8 / 12

Araña saltarina del género Sidusa

Araña saltarina del género Sidusa.

STOCKPKG MM10055 MG 6250

Javier Aznar

9 / 12

Araña tejedora de dorso espinoso

Araña tejedora de dorso espinoso con una coloración diferente.

STOCKPKG MM10055 7R35255

Javier Aznar

10 / 12

Araña tejedora de corazón espinoso (Micrathena clypeata)

Suspendida en un hilo de seda, una araña tejedora de corazón espinoso (Micrathena clypeata) construye su saco ovígero en la selva amazónica cerca de Tena, en Ecuador.

STOCKPKG MM10055

Javier Aznar

11 / 12

Araña cangrejo del género Onocolus

Una araña cangrejo del género Onocolus, difícil de ver porque se confunde con el follaje de la Reserva Ecológica Jama-Coaque de Ecuador. 

STOCKPKG MM10055 MG 2591

Javier Aznar

12 / 12

Araña cangrejo Aphantochilus rogersi

Esta imagen es lo último que ve una hormiga tortuga (Cephalotes atratus) antes de morir: la cara de la araña cangrejo Aphantochilus rogersi, que mimetiza a este insecto. Estas arañas impostoras pueden pasar inadvertidas entre los insectos
y acabar con ellos.

Este artículo pertenece al número de Junio de 2023  de la revista National Geographic.

Más Sobre...
Arañas Suscriptores