Venezuela

1 / 11
Tepui Roraima. Tepuy Roraima (Venezuela)

1 / 11

Tepuy Roraima (Venezuela)

Cuesta lo suyo llegar hasta este remoto lugar. Y es que más que kilómetros, parece que tengas que retroceder épocas, en concreto hasta el Precámbrico (más o menos, dos mil millones de años atrás). Se trata del punto más alto de las montañas tubulares que se encuentran en la gran sabana que comparten Venezuela, Guyana y Brasil. La mejor base para visitarlo es Santa Elena de Uairén (Venezuela). El trekking para llegar a su cima dura seis días y desquicia a muchos de los excursionistas que se atreven con la aventura. Entre las dificultades: lugares con nombre como el “Paso de las lágrimas”, frío y calor extremos, y lo peor, los puri puri, unos mosquitos terribles que se meten hasta por debajo de tus calcetines. ¿El premio? Llegar a uno de los lugares más antiguos del planeta. No por nada, este paisaje inspiró la novela “El Mundo Perdido” de Arthur Conan Doyle. ¡Ah! Y también la mítica película de Pixar, Up.

Foto: AgeFotostock

Vuelvan caras. Vuelvan caras, por Arturo Michelena

2 / 11

Vuelvan caras, por Arturo Michelena

Este óleo de Michelena representa el momento en que el general José Antonio Paéz da la orden a sus jinetes de dar media vuelta –"¡Vuelvan caras!"– y contraatacar a la caballería española que acosaba a sus tropas en el marco de la batalla de las Queseras del Medio, una victoria clave en la consecución de la independencia de Venezuela

 

 

Foto: CC

bolivar. Simón Bolívar

3 / 11

Simón Bolívar

“No daré descanso a mi brazo ni a mi espada hasta el día en que hayamos roto las cadenas del dominio español que nos oprime”. Con este juramento frente al Aventino de Roma empezó el compromiso de un joven Bolívar con la lucha contra el ejército colonial en América. Hijo de una familia acomodada de criollos venezolanos, vio en las guerras napoleónicas en las que estaba inmersa la Monarquía española la situación de crisis perfecta para iniciar el camino hacia la emancipación de los territorios sudamericanos. A pesar de que su ambicioso proyecto de una Gran Colombia fracasó, tuvo un papel determinante como líder de las grandes campañas militares y políticas que dieron la independencia a Venezuela, Colombia y Ecuador, ganándose el sobrenombre de “Libertador de América”.

Foto: EILEEN TWEEDY / ART ARCHIVE

Los Roques. Los Roques, Venezuela

4 / 11

Los Roques, Venezuela

Un pequeño tesoro en forma de islas. Si piensas en un paraíso perfecto del mar Caribe, es esto: Los Roques, aguas turquesas y tranquilas, playas de arena blanca y fina, corales, sol. Se trata de un archipiélago de Venezuela, en el Mar Caribe, a 168 Km al norte de La Guaira. Su singularidad y belleza se debe en parte por la formación geológica pues poseen una estructura de atolón, más propia del Pacífico que del Mar Caribe.

Foto: Gtres

Roraima. Roraima, la Gran Sabana

5 / 11

Roraima, la Gran Sabana

El monte Roraima es una de las formaciones geológicas más antiguas de la tierra. Forma parte de la cadena de mesetas tepuis (montañas tabulares) de la sierra de Pacaraima. Hasta su cumbre llegó Carl, el protagonista de la película Up, en su casa voladora. La cumbre es una meseta rodeada de paredes completamente verticales de las que suelen caer abundantes cascadas, lo cual dificulta algo su ascenso. Se da la particularidad que hay un punto denominado la triple frontera, compartida por Venezuela, Guyana y Brasil. Llegar arriba es encontrarse con un paisaje de otro tiempo; no obstante, Arthur Conan Doyle se inspiró en las descripciones de este lugar que hicieron las expediciones de la época para ambientar su novela El mundo perdido.

Foto: José Alejandro Adamuz

Venezuela

6 / 11

Venezuela

Río Amazonas a su paso por el altiplano, en Venezuela.

Foto: Gtres

tepui. Tepui, Venezuela

7 / 11

Tepui, Venezuela

Foto: Patricia Salerno

La morada de los dioses

8 / 11

La morada de los dioses

El escudo guayanés se caracteriza por sus mesetas tabulares, rectas como tablas, y acantilados con paredes verticales, conocidos como tepuyes, las moradas de los dioses de los pueblos indígenas.

Foto: Elisabet Safont, Universitat de Barcelona

Camaima (Venezuela)

9 / 11

Camaima (Venezuela)

El Salto Ángel desploma sus aguas desde 1.000 m de altura en la región de los tepuyes, unas mesetas rocosas que emergen en medio de la selva venezolana. Son la mayor sorpresa del Parque Nacional Canaima, Patrimonio de la Humanidad desde 1994. Los exploradores catalanes Joan M. Mundó (1877-1932) y Fèlix Cardona (1903-1982) fueron los primeros en cartografiar la zona. 

Foto: CC

Bradypus tridactylus

10 / 11

Bradypus tridactylus

Foto: AP Photo/Felipe Dana

Salto Aponwao, Venezuela

11 / 11

Salto Aponwao, Venezuela

Aunque la cascada más famosa de la región de la Gran Sábana (Parque Nacional de Canaima) es el salto de Ángel que con sus 979 metros de caída es la más la más alta del mundo, la de Aponwao (Chinak-Merú) también es superlativa. Sus aguas se precipitan con fuerza inusitada y gran estruendo desde 105 metros de altura y se pueden contemplar desde arriba y desde abajo en una grata excursión que ofrece una panorámica maravillosa. 

Turismo de Venzuela

Gtres

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?