Ucrania

1 / 34
ciudad fantasma pripyat. Pripyat, Ucrania

1 / 34

Pripyat, Ucrania

En Pripyat, una localidad creada para alojar los trabajadores de la central nuclear de Chernóbil, el tiempo se detuvo un 26 de abril de 1986. El aspecto de todo lo que queda en la ciudad parece haber sido abandonado de un momento para otro, sin mirar atrás. 24 horas después de la explosión del reactor de la central, la ciudad fue evacuada y ha permanecido intacta desde entonces. Visitarla supone hacer un viaje en el tiempo en el que todavía se pueden contemplar símbolos comunistas y multitud de objetos personales de los antiguos habitantes.

Foto: Age fotostock

voe150601. Gimnasio Kachalka, Kíev

2 / 34

Gimnasio Kachalka, Kíev

Lviv. Lviv, Ucrania

3 / 34

Lviv, Ucrania

Al oeste de Ucrania, Lviv, “la ciudad del león”, tiene una población de alrededor de 723.000. La ciudad muestra su herencia polaca en su literatura y su arquitectura con un paisaje urbano salpicado de librerías, bibliotecas, museos, teatros e iglesias de cúpulas verdes. Lviv se convirtió en la decimoquinta ciudad de la literatura de la UNESCO en diciembre de 2015 y alberga 45 librerías, 174 bibliotecas y 54 museos. Sus bibliotecas sirven a 334.000 lectores, que representa alrededor del 45% de la población de la ciudad. Cada año celebran su propio festival literario. Su historia está ligada a la imprenta en Europa del Este, pues es cuna de la imprenta más antigua aún activa. ¡Llevan imprimiendo desde 1586! La primera mención de la ciudad es literaria, en la Crónica de Galitzia y Volinia, de 1256.

Foto: Gtres

"Black Days of Ukraine"

4 / 34

"Black Days of Ukraine"

Categoría: Long- Term Projects. Historias. Primer premio.

Una pareja de civiles escapa del incendio de una casa destruida por los ataques aéreos en el pueblo de Luhanskaya. En contra de su voluntad, la gente corriente ha sido víctima de un conflicto entre las repúblicas autoproclamadas y las autoridades oficiales de Ucrania desde 2014 en adelante en la región de Donbass. 

Foto: Valery Melnikov / World Press Photo 2017

Repúblicas de la Unión Soviética - 1991

5 / 34

Repúblicas de la Unión Soviética - 1991

Foto: CIA

Instalaciones de Petróleo y gas en Ucrania - 1996. Instalaciones de petróleo y gas en Ucrania - 1996

6 / 34

Instalaciones de petróleo y gas en Ucrania - 1996

Foto: CIA

Lynx lynx ssp. Balcanicus

7 / 34

Lynx lynx ssp. Balcanicus

Foto: AP Photo/Sergiy Gaschak

Captura de pantalla 2016-04-25 a la(s) 13.05.38. Ecos de esperanza

8 / 34

Ecos de esperanza

Lejos de la zona cero, la naturaleza se ha adueñado de los 5.200 kilómetros cuadrados de tierras abandonadas en la zona de exclusión.

Enfermos de miedo

9 / 34

Enfermos de miedo

En una institución de Bielorrusia viven niños discapacitados psíquico. Se dice que los niños nacidos en la región tienen un mayor índice de defectos congénitos y retraso mental. Un estudio de la ONU ha comprobado que el accidente dejó un legado de miedo en madres primerizas.

Velas para los muertos

10 / 34

Velas para los muertos

Ante el Monumento a los Bomberos, los operarios de Chernobil recuerdan a los muertos en la explosión. Dos trabajadores de la central murieron durante el accidente, y otros 28 operarios y bomberos fallecieron poco después por los efectos de la radiación. El número de muertos por cáncer podría llegar a 4.000. Los trastornos causados por el traslado de la población y el miedo a la enfermedad han generado otros riesgos para la salud, entre ellos, depresión y alcoholismo.

Volver al hogar

11 / 34

Volver al hogar

Iván Martínenko y su esposa han regresado a su casa, en un pueblo cerca de Chernobil. Unas 350.000 personas fueron evacuadas tras la explosión. Ahora, desafiando el desastre, han regresado unos 400 ancianos. En un principio las autoridades ucranianas los desanimaban, pero al comprender que lo único que querían era morir en su casa, les dieron atención médica y otros servicios.

Mundo perdido

12 / 34

Mundo perdido

Para una exiliada de Prípiat, el silencio de una calle de la ciudad reaviva memorias del pasado. Muestra una vieja fotografía de la misma calle años atrás.

Quince minutos de infierno

13 / 34

Quince minutos de infierno

Con trajes protectores y máscaras antigás, la imagen muestra los trabajos de perforación que se llevaron a acabo en 2005 para colocar las vigas de refuerzo en el interior del endeble sarcófago de hormigón, una estructura construida apresuradamente tras la explosión para aislar los escombros radiactivos del reactor cuatro. Su función fue mantener en pie la estructura hasta que se construyera una nueva. La radiación en el interior es tan elevada que no se podían realizar turnos de más de 15 minutos.

El laboratorio siniestro. Un laboratorio siniestro

14 / 34

Un laboratorio siniestro

Prípiat, hoy abandonada, se usa para estudiar las pautas de contaminación radiactiva en las ciudades. Chernobil fue como una gigantesca bomba sucia que esparce  radiación con una explosión convencional.

La mortífera huella de Chernobil

15 / 34

La mortífera huella de Chernobil

Las partículas radiactivas arrastradas por el viento cayeron en su mayoría cerca del reactor (nube representada abajo), lo cual obligó a evacuar miles de kilómetros cuadrados a ambos lados de la frontera entre Ucrania y Bielorrusia.

Guardería silenciosa

16 / 34

Guardería silenciosa

El día del desastre, los niños, ajenos al accidente nuclear, jugaron en esta guardería de Prípiat, la ciudad de los empleados de la central. Fueron evacuados al día siguiente.

Enfermedad y duda

17 / 34

Enfermedad y duda

Aquejados de cáncer de tiroides, Oleg Shapiro, de 54 años, y Dima Bogdanóvich, de 13, son atendidos en un centro especializado de Bielorrusia. Shapiro arriesgó su salud demoliendo casas contaminadas cerca del reactor destruido. Dima nació mucho después de la explosión, y aunque es poco probable que haya desarrollado este tipo de cáncer como consecuencia de ella, la gente de la región sigue atribuyendo a Chernobil una amplia variedad de trastornos.

Sala de control: reactor Central Nuclear V.I. Lenin de Chernobil. Sala de control: reactor de la Central Nuclear V.I. Lenin de Chernobil

18 / 34

Sala de control: reactor de la Central Nuclear V.I. Lenin de Chernobil

Hace treinta años, los operadores cometieron aquí, en la sala de control del reactor número cuatro, una serie de errores fatales. La explosión subsiguiente aún arruina la tierra y muchas vidas

"reflections". "Reflections"

19 / 34

"Reflections"

http://worldphoto.org/images/image-gallery/32012/

Helen Mountaniol, Ukraine, Shortlist, 2016 ZEISS Photography Awards

crimea15. Jóvenes cosacos

20 / 34

Jóvenes cosacos

Chicos de entre 12 y 15 años vestidos con traje de camuflaje asisten a un campamento cerca de Sebastopol dirigido por los cosacos crimeos, un grupo nacionalista ruso, donde aprenden disciplina y reciben entrenamiento militar.

Foto: Gerd Ludwig

crimea14. El vino del zar

21 / 34

El vino del zar

En otoño, cuando las sombras se alargan, llega el momento de vendimiar las uvas con las que se producirá vino dulce en las bodegas de Massandra, construidas a finales del siglo xix cerca de Yalta para surtir la vinoteca de Nicolás II, el último zar de Rusia.

Foto: Gerd Ludwig

crimea13. Nostalgia por la URSS

22 / 34

Nostalgia por la URSS

El baile de una pareja de jubilados en un sanatorio de Alushta puede ser pausado pero no falto de emoción. En las costas oeste y sur de Crimea abundan los centros de salud y los sanatorios. Unos son privados y otros públicos: ambos son los vestigios del antiguo régimen soviético que algunos habitantes de Crimea de origen ruso recuerdan con nostalgia como una época dorada.

Foto: Gerd Ludwig

crimea12. Haloterapia

23 / 34

Haloterapia

Se dice que la haloterapia alivia el asma y las dermatitis. Los pacientes de un sanatorio público de Alushta aprovechan lo que queda de un sistema soviético que garantizaba a todos los ciudadanos unas vacaciones pagadas, tratamientos subvencionados en balnearios y sanidad gratuita.

Foto: Gerd Ludwig

crimea11. Sudak, Ucrania

24 / 34

Sudak, Ucrania

Jóvenes disfrutan en una fiesta de la espuma en Sudak.

 

Foto: Gerd Ludwig

crimea10. Recién nacidos

25 / 34

Recién nacidos

La pesca atrae a la gente a un malecón de Alushta. Atrapada entre su pasado ruso y su nueva identidad como parte de Ucrania, Crimea sigue haciéndose a sí misma. «Somos unos recién nacidos», afirma el abogado de Sebastopol Anatolii Zhernovoi.

Foto: Gerd Ludwig

crimea09. El verano eterno

26 / 34

El verano eterno

«No existe el invierno en este lugar», escribió el dramaturgo Antón Chéjov a su hermano desde Crimea. Esta franja de costa del mar Negro situada al este de Yalta, y llamada Santa Bárbara, es un destino vacacional muy frecuentado por el turismo familiar.

Foto: Gerd Ludwig

crimea08. Yalta, Crimea

27 / 34

Yalta, Crimea

Un crepúsculo fosforescente se posa sobre Yalta, el lugar de veraneo de moda entre la aristocracia rusa del siglo xix, arrasado por la guerra en el xx. Cuando Churchill participó en la cumbre de 1945 que reconfiguró la Europa de posguerra, llamó a la zona «la Riviera del Hades».

Foto: Gerd Ludwig

crimea07. Yalta, Crimea

28 / 34

Yalta, Crimea

En el mercado central de Yalta hay abundancia de carne, vegetales en conserva, miel y frutas de la fértil vega de Crimea.

Foto: Gerd Ludwig

crimea06. Un puerto, dos flotas

29 / 34

Un puerto, dos flotas

Un joven marino monda patatas en el buque ucraniano Getman Sagaydachny. Con la desintegración de la Unión Soviética y la independencia de Ucrania en 1991, Rusia logró un acuerdo para mantener su Flota del Mar Negro anclada junto a la flota ucraniana en Sebastopol, una concesión que el año pasado fue renovada hasta 2042.
 

Foto: Gerd Ludwig

crimea05. Solemnindad y precisión

30 / 34

Solemnindad y precisión

Con solemnindad y precisión, unos marineros ucranianos saludan a los almirantes de las flotas ucraniana y rusa durante un ensayo del desfile del Día de la Victoria, el 9 de mayo, en Sebastopol, donde ambas Armadas tienen anclados sus buques.
 

Foto: Gerd Ludwig

crimea04. El Día de la Victoria

31 / 34

El Día de la Victoria

La memoria persisteen el desfile que recorre las calles de Sebastopol el 9 de mayo, Día de la Victoria, cuando militares, ciudadanos y veteranos del ejército soviético, tanto rusos como ucranianos, honran a las personas que contribuyeron a derrotar a la Alemania nazi.

Foto: Gerd Ludwig

crimea03. La resistencia de Sebastopol

32 / 34

La resistencia de Sebastopol

Recordar el sacrificio de los soldados caídos es un deber sagrado en Sebastopol, que durante 247 días resistió el asedio del ejército de Hitler en 1941-1942. Yuri Perov, cadete de la marina ucraniana, vuelve al cuartel en autobús tras ensayar el desfile del Día de la Victoria.

Foto: Gerd Ludwig

crimea02. Sudak, Ucrania

33 / 34

Sudak, Ucrania

Sol, arena y mar son la recompensa para los seis millones de turistas, muchos de ellos rusos y ucranianos, que cada año abarrotan las playas deUcrania, como ésta de Sudak. Los hoteles del mar Negro eran los favoritos delos altos mandos comunistas en la época soviética.

Foto: Gerd Ludwig

crimea01. Los domingos en Sebastopol

34 / 34

Los domingos en Sebastopol

La armonía une a la acordeonista Olesia Kamóvich y sus camaradas, que se reúnen los domingos en Sebastopol para cantar.

Foto: Gerd Ludwig

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?