Volcanes: qué son y cómo se forman

¿Qué es un volcán? ¿Cómo se forman los volcanes? ¿Cuáles son las partes de un volcán? ¿Cuántos tipos de volcanes hay? ¿Cuántos volcanes están actualmente en erupción?

Volcán Teneguía

Volcán Teneguía

Foto: Juan José Santos

25 de abril de 2022, 13:31 | Actualizado a

Qué es un volcán

Un volcán es básicamente una abertura o grieta en la corteza terrestre conectada a una cámara magmática y por la cual los materiales incandescentes en forma magma (lava, gas y líquidos a altas temperaturas) del interior de un planeta emergen y se acumulan en la superficie de este.

Actualmente existen una gran cantidad de volcanes en erupción pero, ¿desde cuándo nos fascinan a los humanos? Tal y como parece indicar la posible representación más antigua de un volcán, hallada en la cueva de Chauvet-Pont d'Arc, al sur de Francia y datada en 36.000 años de antigüedad, los volcanes son estructuras geológicas conocidas y temidas desde la prehistoria. Los volcanes también fueron definidos por griegos y romanos. De hecho el propio Aristóteles sostenía que los volcanes se formaban debido a vientos subterráneos que rompían la corteza de la Tierra y emergían a la superficie. Así, la palabra "volcán" procede de "Vulcano", término que designaba al dios romano del fuego.

Cómo se forman los volcanes

Los volcanes se pueden formar de dos maneras: debido a la tectónica de placas, es decir, al continuo movimiento de las placas de la corteza terrestre de nuestro planeta sobre el manto fundido de este, o en los llamados puntos calientes, donde el material incandescente emerge puntualmente en una zona concreta de la Tierra.

Cuando se trata de las placas tectónicas, los volcanes suelen tener su origen en los bordes de estas y se pueden formar de dos maneras distintas. La primera de ellas tiene lugar en los bordes convergentes. Por ejemplo, cuando convergen o chocan una placa litosférica oceánica y una placa continental, al ser la primera más densa que la segunda se produce lo que los geólogos conocen como un proceso de subducción, es decir, esta se hunde formando una fosa oceánica muy profunda. En este proceso, tanto por la enorme fricción como por la pérdida de agua de la corteza que subduce, las rocas se funden y se genera magma, el cual asciende debido a la diferencia de temperatura y densidad dando lugar a erupciones volcánicas, y con ellas a nuevos volcanes. Este es el caso de la cordillera de los Andes y sus numerosos volcanes, la cual se formó debido a la colisión de la placa de Nazca (bajo las aguas del océano Pacífico) con el continente sudamericano hace miles de años.

Otro ejemplo de la formación de volcanes en límites convergentes se produce cuando colisionan dos placas oceánicas. En este caso, entre los bordes de ambas placas se forma lo que se conoce con el nombre de arco volcánico, es decir, un conjunto de volcanes que con el tiempo puede emerger de la superficie del océano en forma de islas. Es el caso del arco volcánico indonesio, el de las Antillas Menores o del conjunto de islas que conforman Japón.

Volcán Fagradalsfjall, Islandia.

Volcán Fagradalsfjall, Islandia.

Foto: Erez Marom / Cordon Press

Pero los volcanes también se forman en los bordes divergentes, es decir, en aquellos lugares de la corteza terrestre en que dos placas se separan. Aquí la litosfera se resquebraja o se debilita dejando aflorar el magma del interior de la Tierra. En esta ocasión el magma asciende impulsado por las corrientes de convección: se trata de magmas poco viscosos y que, por lo general, dan lugar a erupciones de baja explosividad que forman los llamados volcanes de rift. Un buen ejemplo de ello podemos en encontrarlo en el Valle del Rift, al este de África.

Sin embargo, por otra parte, los volcanes también se pueden formar lejos de los bordes de placas, en los llamados puntos calientes volcánicos. Estos puntos calientes resultan de la presencia de las conocidas como plumas del manto o plumas mantélicas, es decir, columnas estrechas de material incandescente y fundido procedente del manto que emergen hasta la superficie. Si una de estas plumas volcánicas aflora en el océano formará un volcán submarino que al alcanzar la superficie se convertirá en una isla volcánica. Además, debido a la que la corteza se desplaza sobre el manto terrestre, y por ende, sobre las plumas de este, este tipo de vulcanismo suele dar lugar a la formación de cadenas de islas volcánicas, como es el caso de las islas Hawaianas o las Islas Canarias. Estas plumas también pueden formarse bajo la corteza continental, como sucede en el Parque Nacional de Yellowstone, bajo el cual se halla una de las mayores cámaras magmáticas de nuestro planeta y descansa un supervolcán inquietantemente activo que lleva dormido unos 640.000 años.

Cuando Yellowstone estalle

Más información

Cuando Yellowstone estalle

7

Fotografías

Partes de un volcán

La vulcanología estudia las dinámicas geológicas que van asociadas a los volcanes y uno de los elementos bien conocidos son las distintas partes que pueden observarse en un volcán. Aunque existen volcanes de muy diferentes formas y tamaños, en todos ellos se pueden identificar una serie de elementos comunes. Entre las principales partes de un volcán se encuentran:

Una de las partes más importantes y definitorias de un volcán es la cámara magmática, también denominada cámara de magma. Una cámara magmática es un gran depósito de roca fundida (magma) que se encuentra bajo la corteza terrestre a una gran presión. Esta presión acabará tarde o temprano por fracturar las rocas de las que está rodeado. Si estas fracturas encuentran un camino hacia la superficie darán lugar a una erupción volcánica. Por el contrario, si se enfría y el magma se solidifica antes de alcanzar el exterior, se formará un plutón, es decir, una gran masa de roca encajada en la corteza terrestre.

Volcán Tungurahua

Volcán Tungurahua

Foto: iStock

Otro elemento esencial es la chimenea volcánica. Se trata del conducto o galería principal que generalmente es vertical y que conecta la cámara magmática de algunos volcanes con la superficie de la corteza terrestre. Puede emerger desde los 200 kilómetros de profundidad, y suele discurrir a través de la zonas más débiles de la corteza, por las cuales el magma se abre paso más fácilmente.

El cráter es la abertura del volcán, es decir, el punto donde la chimenea volcánica entra en contacto con la superficie y por el que emerge el magma del interior de la Tierra.

La expulsión de material desde el interior terrestre forma el conocido como cono volcánico. Se trata del edificio de materiales que se conforma en las márgenes del cráter debido a la acumulación de lava, piroclastos y ceniza expulsados por un volcán.

La lava es la roca de naturaleza silicatada lo suficientemente caliente como para estar en estado líquido que es expulsada por un volcán a la superficie de la corteza. La temperatura a la que emerge del interior de la Tierra se suele situar entre los 700 ºC y los 1200 ºC. Tras ser expulsada del interior del volcán la lava se conforma en coladas que pueden recibir distintos nombres según su viscosidad, contenido en silicio y comportamiento mecánico.

Científicos del MIT han calculado la temperatura del interior de la Tierra

Más información

Científicos del MIT han calculado la temperatura del interior de la Tierra

Los respiraderos o chimeneas secundarias se forman en los grandes volcanes. Esencialmente, debido a su gran tamaño, el magma puede desplazarse por nuevas grietas ajenas a la chimenea y alcanzar la superficie a través de conductos distintos más pequeños que reciben el nombre de respiraderos. En la salida de estos respiraderos también se puede producir la acumulación de material en forma de conos de menor tamaño que reciben el nombre de conos secundarios o conos parásitos.

Otro elemento fundamental en los volcanes es el conocido como flujo piroclástico o corrientes de densidad, los cuales son flujos rápidos de gas y algunos elementos sólidos como rocas y cenizas que se alejan de un volcán, generalmente a ras de suelo, a altas velocidades (hasta los 750 kilómetros por hora) y a temperaturas de hasta 1.000 ºC. Se trata de una de las mayores amenazas asociadas a un volcán debido a su gran poder destructivo.

Es usual que asociado a una erupción volcánica se forme una nube de cenizas o nube volcánica la cual, como su nombre indica, es la nube formada por las cenizas, pequeños pedazos de roca pulverizada, vidrio volcánico y gases generados en una erupción volcánica. Cabe decir que en vulcanología el término ceniza está restringido a las partículas de roca y mineral de menos de 2 milímetros de diámetro que son expulsadas de una abertura volcánica.

Finalmente, una de las partes de un volcán y de las erupciones volcánicas son las denominadas bombas volcánicas o piroclastos, es decir, proyectiles de mayor tamaño que las cenizas. Estos corresponden a aquellos fragmentos que miden más de 64 milímetros de diámetro, aunque se han llegado a registrar bombas volcánicas de varias decenas de metros. Suelen salir del volcán en estado viscoso o semi fundido, pero se enfrían y solidifican antes de tocar el suelo y pueden volar a varios kilómetros de distancia desde el centro de la erupción.

Cada cierto tiempo el volcán Etna, en Sicilia, entra en erupción.

Cada cierto tiempo el volcán Etna, en Sicilia, entra en erupción.

Foto: Salvatore Allegra / AP Images

Tipos de volcanes

Según su morfología, los vulcanólogos distinguen entre 4 tipos diferentes de volcanes:

  • Conos de escoria: son los volcanes más sencillos que existen y están conformados por la acumulación de material volcánico en los márgenes de una chimenea volcánica. Se trata del volcán más común en el imaginario colectivo por su forma típica de cono rematada en la mayoría de ocasiones por un cráter. Suelen ser volcanes pequeños, por lo general asociados a otros más grandes, aunque su tamaño puede variar entre decenas y centenares de metros de diámetro y altura. Uno de los volcanes más famosos de esta clase es el Paricutín, en México, el cual entró en erupción en 1943 en una granja de maíz y en 9 años levantó un cono de cenizas que se elevó hasta los 2.800 metros sobre el nivel del mar.
  • Estratovolcanes: algunas de las montañas más grandes del mundo son volcanes. Hablamos de los llamados estratovolcanes o volcanes compuestos, muy comunes en zonas de subducción. Por lo general son volcanes de gran altura y pendientes acusadas conformadas por la periódica acumulación de material volcánico, ya se trate de lava, cenizas, bloques o piroclastos y bombas volcánicas. Se trata de un volcán de tipo cónico y, como su propio nombre indica, está conformado por múltiples capas de lava endurecida -generalmente muy viscosa y de rápida solidificación- organizada en estratos. Entre algunos de los estratovolcanes más famosos del mundo se encuentran el Monte Fuji, en Japón, y el Monte Santa Helena, en Estados Unidos. El estratovolcán más grande de la Tierra es el volcán Nevado de Ojos del Salado, en Chile, el cual con 6.960 metros sobre el nivel del mar también ostenta el título de volcán más alto del planeta.
  • Volcanes en escudo: a diferencia de los conos de escoria y los estratovolcanes y aunque también alcanzan grandes dimensiones, los volcanes en escudo se caracterizan por su escasa pendiente. Esto es debido a que los volcanes de escudo se constituyen a partir de lavas fluidas que pueden recorrer grandes distancias en todas direcciones antes de solidificarse y que pueden surgir, bien de una chimenea principal, o bien a través de varias grietas secundarias del propio volcán. Como su nombre indica, se asemejan claramente al escudo de un guerrero. En la Tierra, algunos de los volcanes más grandes del mundo son volcanes de escudo. Este es el caso, por ejemplo, de las islas de Hawái, formadas por una cadena de volcanes de escudo entre los que se encuentran los archiconocidos Kilauea y Mauna Loa, el volcán activo más grande en la actualidad, y el Pūhāhonu, el volcán de escudo más grande del mundo.
  • Domos de lava: los domos de lava son volcanes impredecibles. Se trata, propiamente hablando, de flujos de lava, en este caso tan viscosa que es demasiado espesa como para fluir desde una chimenea o respiradero de un volcán. Estos domos se forman en el exterior de los volcanes debido al empuje de la lava de capas inferiores y pueden tomar formas de espinas puntiagudas, pétalos de flores, lenguas asimétricas o incluso de magdalena. Los domos de lava, los cuales pueden alcanzar cientos de metros de altura, a menudo crecen sobre los flancos de grandes volcanes e incluso en sus cráteres, en los cuales pueden llegar a formar un tapón dando lugar en ocasiones a erupciones explosivas. Entre algunos de los volcanes domo de lava más famosos del mundo se encuentran el Monte Merapi, en Indonesia, o el Volcán Santa María, en Guatemala.
El Pūhāhonu, el volcán de escudo más grande del mundo

Más información

El Pūhāhonu, el volcán de escudo más grande del mundo

Cuántos volcanes hay en el mundo

Según los datos del Servicio Geológico de Estados Unidos -USG- en el mundo existen en la actualidad 1.350 volcanes activos, de los cuales 500 han entrado en erupción en los últimos 12.000 años. Para que un volcán se considere activo debe haber mostrado actividad en los últimos 10.000 años. La mayoría de los volcanes del mundo en la actualidad se encuentran concentrados en el conocido como Cinturón o Anillo de Fuego del Océano Pacífico. A nivel de países, aquellos que cuentan con más volcanes en su territorio son Estados Unidos, Indonesia, Japón, Rusia y Chile.

Volcán Kilauea, Hawai

Volcán Kilauea, Hawai

Foto: Gtres

Cuántos volcanes hay en España

En España existen más de un centenar de volcanes repartidos por todo su territorio, de los cuales, el último en entrar en erupción, en 2021, fue el ubicado en el Parque Natural de Cumbre Vieja, en la isla canaria de La Palma. Además de en el archipiélago Canario, para encontrar en España en la actualidad otro volcán activo hay que desplazarse hasta la comarca de Garotxa, en Gerona, la cual cuenta con hasta 40 conos volcánicos y es considerada la zona con el mejor paisaje volcánico de la península Ibérica. En España, de nuevo en las Islas Canarias, cabe destacar el volcán del Teide, el cual, además de ser el volcán más alto de España, es también su punto de máxima elevación. Si es medido desde su base en las profundidades del océano, el Teide el tercer volcán más grande del mundo.

Los 100 volcanes de España: dónde se encuentran y cuáles están activos

Más información

Los volcanes que hay en España y cuáles están activos

Volcanes actualmente en erupción

La respuesta a la pregunta de cuántos volcanes están actualmente en erupción parece sencilla, sin embargo la respuesta es bastante compleja. Según los datos proporcionados por el Programa de Vulcanismo Global del Instituto Smithsonian, dedicado a documentar los volcanes de la Tierra y su historia eruptiva durante los últimos 10.000 años, mientras lees estas palabras existen al menos hasta 20 volcanes en erupción simultáneamente. Sin embargo, el número de volcanes activos dependerá de la escala de tiempo contemplada, por lo que las opiniones al respecto difieren según los distintos vulcanólogos. Estas son algunas de las cifras arrojadas por el Instituto Smithsonian según la última actualización de su base de datos:

  • Volcanes en erupción en estos momentos: 48
  • Volcanes que entraron en erupción durante el 2022: 54
  • Volcanes que entraron en erupción durante el 2021: 75
  • Volcanes que entraron en erupción durante el 2021: 68
  • Volcanes con erupciones históricas confirmadas: 557
  • Volcanes con erupciones confirmadas durante el Holoceno (últimos 10.000 años): 860
El 19 de septiembre nacía un nuevo volcán en La Palma, arrasando decenas de casas situadas en las faldas de la montaña.

El 19 de septiembre nacía un nuevo volcán en La Palma, arrasando decenas de casas situadas en las faldas de la montaña.

Foto: Saúl Santos

Listado de volcanes en erupción:

  • Volcán Wolf , Ecuador. En erupción desde el 6 de enero de 2022
  • Volcán Ambae, Vanuatu. En erupción desde el 5 de diciembre de 2021
  • Volcán Turrialba, Costa Rica. En erupción desde el 3 de noviembre de 2021
  • Volcán Kavachi, Islas Salomón. En erupción desde el 2 de octubre de 2021
  • Volcán Kilauea, Estados Unidos. En erupción desde el 29 de septiembre de 2021
  • Volcán Pavlof, Estados Unidos. En erupción desde el 5 de agosto de 2021
  • Volcán Rincón de la Vieja, Costa Rica. En erupción desde el 18 de junio de 2021
  • Volcán Great Sitkin, Estados Unidos. En erupción desde el 25 de mayo de 2021
  • Volcán Telica, Nicaragua. En erupción desde el 21 de abril de 2021
  • Volcán Semisopochnoi, Estados Unidos. En erupción desde el 2 de febrero de 2021
  • Volcán Merapi, Indonesia. En erupción desde el 31 de diciembre de 2020
  • Volcán San Cristóbal. Nicaragua. Indonesia. En erupción desde el de 27 de diciembre de 2020
  • Volcán Lewotolok, Indonesia. En erupción desde el 27 de noviembre de 2020
  • Volcán Karymsky, Rusia. Indonesia. En erupción desde el 17 de marzo de 2020
  • Volcán Sangay, Ecuador. Indonesia. En erupción desde el 26 de marzo de 2019
  • Volcán Tinakula , Islas Salomón. Indonesia. En erupción desde el 8 de diciembre de 2018
  • Volcán Karangetang, Indonesia. Indonesia. En erupción desde el 25 de noviembre de 2018
  • Volcán Barren Island, India. Indonesia. En erupción desde el 25 de septiembre de 2018
  • Volcán Nyamulagira, República democrática del Congo. En erupción desde el 18 de abril de 2018
  • Volcán Kadovar, Papúa Nueva Guinea. En erupción desde el 5 de enero de 2018
  • Volcán Ol Doinyo Lengai, Tanzania. En erupción desde el 9 de abril de 2017
  • Volcán Aira, Japón. En erupción desde el 25 de marzo de 2017
  • Volcán Sabancaya, Perú. En erupción desde el 6 de noviembre de 2016
  • Volcán Nevados de Chillán, Chile. En erupción desde el 8 de enero de 2016,
  • Volcán Langila, Papúa Nueva Guinea. En erupción desde el 22 de octubre de 2015
  • Volcán Masaya, Nicaragua. En erupción desde el 3 de octubre de 2015
  • Volcán Tofua, Tonga. En erupción desde el 2 de octubre de 2015
  • Volcán Villarrica, Chile. En erupción desde el 2 de diciembre de 2014
  • Volcán Nevado del Ruíz, Colombia. En erupción desde el 18 de noviembre de 2014
  • Volcán Saunders, Reino Unido. En erupción desde el 12 de noviembre de 2014
  • Volcán Manam, Papúa Nueva Guinea. En erupción desde el 29 de junio de 2014
  • Volcán Semeru, Indonesia. En erupción desde el 1 de abril de 2014
  • Volcán Etna, Italia. En erupción desde el 3 de septiembre de 2013
  • Volcán Bezymianny, Rusia. En erupción desde el 21 de mayo de 2010
  • Volcán Reventador, Ecuador. En erupción desde el 27 de julio de 2008
  • Volcán Ibu, Indonesia. En erupción desde el 5 de abril de 2008
  • Volcán Popocatepetl, México. En erupción desde el 9 de enero de 2005
  • Volcán Suwanosejima, Japón. En erupción desde el 23 de octubre de 2004
  • Volcán Nyiragongo, República democrática de Congo. En erupción desde el 17 de mayo de 2002.
  • Volcán Fuego, Guatemala. En erupción desde el 4 de enero de 2002
  • Volcán Bagana, Papúa Nueva Guinea. En erupción desde el 28 de febrero del 2000
  • Volcán Sheveluch, Rusia. En erupción desde el 15 de agosto de 1999
  • Volcán Erebus, La Antártida. En erupción desde el 16 de diciembre de 1972.
  • Volcán Erta Ale, Etiopía. En erupción desde el 2 de julio de 1967
  • Volcán Estrómboli, Italia. En erupción desde el 2 de febrero de 1934
  • Volcán Dukono, Indonesia. En erupción desde el 13 de agosto de 1933
  • Volcán Santa María, Guatemala. En erupción desde el 22 de junio de 1922
  • Volcán Yasur, Vanuatu. En erupción desde el 2 de julio de 1774
¿Cuánto sabes sobre volcanes?

Más información

¿Cuánto sabes sobre volcanes?

Mapa interactivo de los volcanes más activos del mundo

Más información

Mapa interactivo de los volcanes más activos del mundo

El palpitante Cinturón de Fuego

Más información

El palpitante Cinturón de Fuego