Una vacuna del CSIC contra el coronavirus muestra eficacia del 100% en ratones

El proyecto dirigido por Mariano Esteban y Juan García Arriaza, pertenecientes al CNB-CSIC, es 100% efectiva, incluso con una sola dosis, afirman los investigadores. El equipo científico prevé solicitar el permiso a la Agencia Española del Medicamento para realizar en unas semanas los primeros ensayos clínicos en humanos. De pasar todos los controles, la vacuna española podría ser una realidad a finales de año.

Compártelo

Vacuna contra el Sars-CoV-2

Vacuna contra el Sars-CoV-2

Foto: Istock

En enero de 2020, un día después de la publicación de la secuencia de un nuevo coronavirus que empezaba a preocupar a la comunidad científica internacional, un equipo del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC encabezado por Mariano Esteban y Juan García Arriaza empezaron a desarrollar los primeros esbozos de un candidato a vacuna. En abril ya contaban con el candidato ideal: una cepa atenuada de un virus de la familia de la viruela modificado genéticamente. En los meses de mayo y junio se empezaron a realizar experimentos en ratones, cuyas conclusiones acaban de desvelarse en una publicación de la revista científica Journal of Virology: el virus es 100% eficaz en estos animales, incluso si se les administra una sola dosis.

El candidato es MVA-CoV-2-S, que usa como vehículo el poxvirus MVA, el virus Vaccinia modificado de Ankara. “Utilizamos una cepa atenuada de este virus Vaccinia debido a su alta seguridad, pues este tipo de virus se usó en la campaña de la erradicación de la viruela como vacuna, y sabemos que no replica, no se multiplica y no tiene efectos secundarios”, explica Juan García Arriaza a National Geographic España a través del teléfono. El equipo del CSIC lo modificó genéticamente insertando un gen que codifica la producción de la proteína S de la espícula del coronavirus. El resultado, explica Arriaza, es un virus recombinante (similar al utilizado en la vacuna de Oxford, aunque con un poxvirus en lugar de un adenovirus), capaz de despertar una respuesta inmunitaria.

Antes de demostrar la eficacia de la vacuna nos centramos en comprobar que era capaz de de activar el sistema inmunitario -apunta Arriaza-. Cuando la inyectamos en ratones normales (sin modificación genética) vimos que el fármaco era capaz de activar la producción de anticuerpos neutralizantes, así como células citotóxicas TCD4 y TCD8, lo que indicaba que es muy potente a la hora de activar una respuesta contra el virus”.

Los investigadores han creado un virus recombinante, similar al utilizado en la vacuna de Oxford, que es capaz de despertar una respuesta inmunitaria en el organismo.

100% eficaz, incluso con una sola dosis

Después comprobaron su eficacia en ratones modificados genéticamente (llamados ‘humanizados’), capaces de expresar en sus células en el receptor humano ACE2, la llave de entrada del Sars-Cov2 en las células. Como apunta el mismo investigador, “comprobamos que un ratón sin vacunar moría a los 6 días de infectarse por el coronavirus, mientras que el 100% de los ratones vacunados sobrevive, incluso con una sola dosis”. Además, dos dosis de la vacuna inhiben la replicación del virus en los pulmones. En ensayos con animales, las vacunas aprobadas como las de Pfizer o Moderna mostraban resultados similares, por lo que, según explica Arriaza, el candidato español previsiblemente se comportará del mismo modo en las pruebas en humanos, con lo que es de esperar que tenga una eficacia similar a la de estas vacunas..

Para avanzar en las nuevas fases de la investigación, el CSIC colabora con la empresa biotecnológica española Biofabri, perteneciente al grupo Zendal, con el fin de producir la vacuna en condiciones de uso en seres humanos, un proceso que esperan llevar a cabo después de la solicitud a la Agencia Española del Medicamento. “Si obtenemos resultados prometedores, esperamos realizar un ensayo en fase 3 en humanos a lo largo de los próximos 6 meses”, explica Arriaza, quien vaticina, aun con todas las precauciones del mundo, que a finales de este año podríamos tener una vacuna ‘made in Spain.

En los ensayos con animales las vacunas aprobadas como la de Moderna o Pfizer tenían datos similares a los de la vacuna española

Vacunación combinada

Paralelamente, los investigadores del CSIC trabajan en un nuevo modelo de vacunación combinada, una en primera dosis basada en ácido nucleico denominada ADN-S y otra en segunda dosis la anteriormente mencionada MVA-CoV2-S. Los resultados, explica Arriaza, apuntan a que esta combinación consigue niveles más altos de respuesta celular, lo que en la práctica significa que en función de las pautas de vacunación podemos modular la respuesta inmune de cada individuo, o dicho de otro modo: combinar distintas vacunas en función del éxito conseguido, algo a lo que probablemente deberemos empezar a acostumbrarnos, pues, en palabras del experto, "la mejor pauta de administración no es aplicar dosis de una misma vacuna, sino combinar vacunas distintas ".

Vídeo realizado por CSIC comunicación

Compártelo