Usar el móvil no provoca cáncer de cerebro

Un nuevo macroestudio científico ha desvinculado el uso del móvil de la probabilidad de cáncer cerebral. La investigación está basada en datos acumulados de 800.000 mujeres de Reino Unido y ha demostrado con datos que el uso habitual del teléfono móvil no implica un mayor riesgo de desarrollar tumores cerebrales.

Llamada telefónica

Llamada telefónica

Foto: Istock

Uno de los mayores y más completos macroestudios publicados hasta la fecha ha desvinculado el uso del teléfono móvil con el riesgo de padecer un tumor cerebral. La investigación, liderada por científicos de la Universidad de Oxford y la Agencia Internacional para la Investigación contra el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), ha llegado a esta conclusión tras recopilar datos clínicos de más de 800.000 mujeres del Reino Unido nacidas entre los años 1935 y 1950 a las que se había practicado un seguimiento continuo durante una quincena de años.

Según los autores del ensayo, publicado recientemente en la revista especializada Journal of the National Cancer Institute, solo se detectaron tumores cerebrales en el 0,42% de las participantes, un porcentaje de riesgo similar entre todas las personas estudiadas, tanto aquellas que afirmaban usar regularmente el teléfono móvil como las que manifestaban que jamás habían utilizado uno de estos dispositivos (una opción contemplada en el estudio, habida cuenta la media de edad de las participantes).

Qué es el 5G y cómo nos cambiará la vida

Más información

Qué es el 5G y cómo nos cambiará la vida

¿En qué oreja pones el móvil?

La investigación ha comprobado que los campos electromagnéticos de radiofrecuencia emitidos por los teléfonos móviles penetran varios centímetros en la cabeza. Sin embargo, también han comprobado que esto no está relacionado con la cantidad de tumores que aparecen en los lóbulos parietales y temporales, aquellas zonas del cerebro más cercanas al oído.

Además, los investigadores observaron que los tumores detectados se distribuyen aleatoriamente tanto en el lado derecho como el izquierdo, mientras que por estadística, la gran mayoría de la población usa el dispositivo con la mano derecha.

“Nuestros hallazgos respaldan las pruebas acumuladas hasta la fecha que desvinculan el uso del teléfono móvil en condiciones normales con el aumento de la incidencia de los tumores cerebrales”, concluye el estudio cuyos resultados arrojan datos similares a investigaciones anteriores, entre ellos MobiKids, un estudio de cohorte coordinado por el centro de investigación ISGLOBAL en el que se analizaba la incidencia de tumores en jóvenes de 14 países.

La ciencia confirma que la radiación de los teléfonos móviles no es peligrosa

Más información

Confirmado, el móvil no aumenta el riesgo de cáncer

  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!